SACAR PECHO

“Muchas mujeres se sienten descontentas con el pecho que la naturaleza les ha dado”

Si bien el ideal de belleza puede variar, por lo general, las mujeres desean un busto más lleno, mejor formado, de mayor tamaño y “en su sitio”. La motivación para someterse a una mamoplastia de aumento puede ser un pecho flácido, vacío o demasiado pequeño, pero también una malformación o diferencia de tamaño o forma. En algunos casos, un pecho inicialmente bien formado puede verse vacío debido a la lactancia, a pérdidas de peso o simplemente al paso del tiempo. Para estas pacientes, la cirugía de aumento y reconstrucción (mastopexia vertical o en T invertida) les permite ganar seguridad y autoestima respecto a su imagen.

¿Cuáles son los requisitos para someterse a un aumento mamario?

En una primera consulta informativa con el cirujano plástico se estudia la forma del pecho y la técnica quirúrgica más adecuada para cada paciente, se abordan sus expectativas y motivaciones respecto al cambio en la forma y tamaño deseado, examinándose el pecho, al mismo tiempo que se tratan cuestiones relativas a su estado general de salud.
Siempre se requiere un examen radiológico del busto. El Centro de confianza del Dr. García, al que remite a sus pacientes para el estudio, es el Centro Diagnóstico de la mama, dirigido por el Dr. Manuel Machado, realizándose una ecografía o mamografía previa para diagnosticar si existe alguna alteración en el tejido mamario que contraindique la cirugía.
En cuanto a las pruebas de anestesia, estas se realizan por el anestesista en el centro clínico, donde se va a llevar a cabo la intervención. Los anestésicos disponibles en la actualidad aplicados por el especialista en un sujeto sano, pueden considerarse ampliamente exentos de riesgo. La paciente debe haber completado su desarrollo corporal, por lo que cualquier mujer mayor de edad puede ser candidata a este tipo de cirugía.

La intervención

Debe llevarse a cabo en un Centro Hospitalario homologado. En el caso del Dr. Antonio García, las intervenciones se realizan en el Hospital Quirón-Tenerife, del cual es Jefe de Servicio del Servicio de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, quedando ingresada la paciente en una suite durante 24 horas.
Existen diversas vías de abordaje, pero, normalmente, para esta cirugía el Dr. García realiza una pequeña incisión en el surco submamario, ya que, de esta forma, no se altera la glándula mamaria, lo que favorece los controles mamográficos posteriores. Por medio de este acceso, el cirujano prepara una cavidad, normalmente, debajo del músculo pectoral, en la que se inserta el implante.

Las prótesis

En la actualidad existen innumerables formas y tamaños de prótesis mamarias, pudiendo ser redondas o anatómicas. De este modo, la paciente puede elegir en un book de fotografías cuál es el resultado deseado, en función de sus gustos y de su anatomía.
Posteriormente, el Dr. García, tras una exhaustiva toma de medidas corporales y del pecho, decidirá la anchura, altura y proyección más adecuadas para las prótesis. Para que la paciente

entienda el resultado, se le probarán unos modelos experimentales equivalentes a las prótesis seleccionadas, pudiéndose ver en el espejo el resultado final y así llegar a un acuerdo en función de sus gustos.
Deben utilizarse, exclusivamente, implantes autorizados por el Ministerio de Sanidad.
El Dr. Antonio García utiliza, exclusivamente, implantes de los laboratorios americanos Allergan, ya que son los de mayores garantías de seguridad, al someterse a más de 100 pruebas de control de resistencia y calidad, cumpliendo todas las normas de calidad reconocidas a nivel mundial. Cuentan con el Certificado CE, así como con la aprobación de la FDA de EE.UU.

Reducción del riesgo de encapsulamiento

El principal riesgo del aumento mamario es el de encapsulamiento de las prótesis, que puede ocurrir en los años posteriores a la cirugía y que está relacionado con un proceso infeccioso mamario (mastitis) o sangrado como consecuencia de un traumatismo.

El Dr. Antonio García ha intervenido a más 1000 mujeres solo de mamoplastia de aumento, sin tener que reportar casos de encapsulamiento en el post-operatorio inmediato (primer año).

Esta amplia reducción del riesgo de encapsulamiento es debido a:

– La minuciosa técnica quirúrgica utilizada por el Dr. García, en la que es prácticamente inexistente el sangrado post-quirúrgico, potencial causante de la mencionada complicación.

– Los exigentes cuidados post-operatorios con reposo absoluto.

– Los tratamientos con aparatología encaminados a su demostrada prevención, siguiendo los protocolos americanos.

 

Autor: Antonio García.

 

 

Comentarios

comentarios

Artículo anteriorBisexualidad: ¿Libertad o Libertinaje?
Artículo siguienteConocemos a Ancor Sánchez
Entusiasta de la comunicación, Analista, Programador y Técnico Superior en Administración de Sistemas y Gestión, está especializado en la estrategia e implantación de soluciones tecnológicas en la empresa a nivel internacional al tiempo que ha coordinado numerosos proyectos en Internet. Actualmente ejerce como fundador de la plataforma Civicos Networking y es Responsable de Sistemas y Cuentas de Clientes en Itop Consulting especializado en proyectos de Cloud Computing, soluciones ERP/CRM, Business Intelligence, Gestión Documental, Soluciones de E-Commerce y Gestión de soluciones personalizadas para la empresa. Además produce el programa radiofónico "Hablemos de Tecnología" difundiendo las novedades en todos los sectores tecnológicos. Colabora dentro de la temática de Innovación y Tecnología.