Día del Cáncer de Mama: ¿por qué se celebra el 19 de octubre?

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, una fecha que sirve para recordar el compromiso de la sociedad en la lucha contra este tipo de cáncer, el más frecuente en las mujeres occidentales.

0
115
Imagen propiedad de: Getty Images/iStockphoto

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, una fecha que sirve para recordar el compromiso de la sociedad en la lucha contra este tipo de cáncer, el más frecuente en las mujeres occidentales.

 

Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), solo en nuestro país se diagnostican cada año más de 33.000 nuevos cánceres de mama.

Por otra parte, y según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama representa el 16% de todos los cánceres femeninos y se estima que 1 de cada 8 mujeres tendrán cáncer de mama a lo largo de su vida.

Durante todo el mes de octubre el mundo entero se tiñe de rosa para concienciar y apoyar la investigación contra el cáncer de mama. Su día más importante es hoy, día 19, una jornada durante la cual la solidaridad, las reivindicaciones y los testimonios convierten a la enfermedad en protagonista por petición expresa de la Organización Mundial de la Salud.

El cáncer de mama arroja unas estadísticas alarmantes que justifican esta conmemoración:

  • Es la primera causa de muerte entre las mujeres del mundo
  • 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama
  • En 2020 se diagnosticaron más de 2,2 millones de casos
  • Cada 30 segundos se detecta un cáncer de mama en algún lugar del mundo
  • En España se diagnostican más 25.000 casos al año

 

¿Por qué un lazo rosa contra el cáncer de mama?

Instagram @masmujeronline

Para sensibilizar a la población y dar visibilidad, por el Día Mundial del Cáncer de Mama se reparten lazos rosas por las calles o en los establecimientos para que las personas se comprometan y solidaricen con la causa.

El lazo rosa es un símbolo de lucha contra el cáncer de mama. Su origen tiene lugar en la década de los 90. Cuando durante el Maratón por la Cura, celebrado en New York, la Fundación Susan G. Komen del Cáncer de Mama, se regalaron gorras rosas a todos los participantes. Al año siguiente, en lugar de gorras, todos los corredores lucían lazos rosas en su pecho.

Aunque anteriormente, Charlotte Hayley, una superviviente del cáncer de mama vendía lazos de color melocotón para recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad, en 1992, Alexandra Peny, editora de Self, una revista dedicada a la salud femenina, quiso dedicar la segunda edición anual de la concienciación del cáncer de mama. Por este motivo, se interesó en los lazos que vendía Charlotte Hayley, pero esta se negó por considerar a la revista demasiado comercial.

A la edición de concienciación también se sumó Evelyn Lauder, la vicepresidenta general de Estée Lauder. Y junto a Alexandra Peny pensaron en que una buena forma en la que las marcas de cosmética se involucrasen en la causa era hacer lazos rosas para distribuirlos en los establecimientos de New York.

 

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí