Los simios a punto de cumplir cincuenta años

 

Las precuelas son las predecesoras de las historias y están de moda en el cine. Parece que los directores prefieren retroceder en el tiempo y contar cómo se originan los hechos a avanzar en las narraciones. Ya las hemos visto en las sagas de Alien, Star Wars, X-men, Indiana Jones, Star Trek… Los monos no han sido la excepción. La Guerra del Planeta de los Simios (2017), dirigida por Matt Reeves que tiene en su haber títulos como: Monstruoso (2008) o Déjame Entrar (2010), es la tercera y última entrega que completa esta trilogía. Sus antecesoras El Origen… (2011) y El Amanecer… (2014) se suman a las ocho producciones anteriores. El total de cintas relacionadas asciende a once, entre cine (nueve) y series (dos), que los espectadores hemos consumido a lo largo de casi medio siglo.

 

En 1968 nació esta franquicia de la mano de la Fox. Franklin Schaffner, conocido por Papillon (1973); Los niños del Brasil (1978) o El señor de la guerra (1965), condujo la primera versión de los primates que protagonizó Charlton Heston, popular por Ben‑Hur (1959) o Los diez mandamientos (1956). Con este estreno, hace casi cinco décadas, este director convulsionó el cine antiutópico (una sociedad ficticia indeseable). Es una producción estadounidense clasificada dentro del género de ciencia ficción que está inspirada en la novela homónima de Pierre Boulle. El último rodaje producido y distribuido por los estudios 20th Century Fox, que se estrenó este pasado 12 de julio en España y que dura 142 minutos, costó 150 millones de dólares. No es el broche final según dijo, en una entrevista con el portal Yahoo Movies, su actor principal Andy Serkis (César) que conocemos por haber actuado en Star Wars: El despertar de la Fuerza o Vengadores: La era de Ultrón.

 

Para la nueva generación el orden cronológico de la narración, proyectada en la gran pantalla en cuanto a temporalidad, se queda así: “El origen del planeta de los simios” (2011), “El amanecer del planeta de los simios” (2014), “La guerra del planeta de los simios” (2017), “El planeta de los simios” (1968,2001/remake), “Regreso al planeta de los simios” (1970), “Huida del planeta de los simios” (1971), “La rebelión los simios” (1972) y “La conquista del planeta de los simios” (1973). Los que pudimos disfrutar de la evolución de los efectos especiales, a través de diez lustros, ya sabemos cómo va la historia.

 

En la última película el cambio en la dinámica del relato varía de forma radical. No me puedo extender, porque hacer spoiler no es la idea, pero sí les puedo contar que César se mantiene en que él no inició la pugna. A pesar de ello se ve forzado a pelear por su territorio contra los pocos humanos que quedan vivos, que todavía se infectan con la gripe del simio, pero que son poderosos. Acompañado de sus más fieles amigos, Rocket (Terry Notary); Maurice (Karin Konoval); Luca (Michael Adamthwaite), y de los nuevos que surgen durante el desarrollo de la trama, Simio Malo (Steve Zahn) y la pequeña humana Nova (Amiah Miller), se enfrenta al malvado Coronel (Woody Harrelson), líder de la raza humana. En el filme del 2011, (diez años después de la última entrega), el mundo fue habitado por los antropoides después de que un virus casi acabó con la humanidad. En la cinta del 2014 se enfocó en una ofensiva bélica por el territorio. En el último rodaje la población sigue en guerra pero de otra manera. Los valores se destacan en esta producción en la que el conflicto entre la venganza y la bondad están presentes. El argumento, en esta oportunidad, no se distingue por la acción.

 

César, caracterizado de forma magistral y que debería ser nominado a mejor actor CGI (Computer Generated Imagery que en español significa imágenes generadas por ordenador), sigue liderando su grupo de congéneres que lucha por mantener el territorio. La maldad humana está reflejada en la represión hacia los seres más débiles y con menos recursos para defenderse. En este encuentro hostil los simios sufren una pérdida de vidas importante. El líder de los animales se enfrenta a sus convicciones e instintos y se sumerge en su cometido para ajusticiar a los fallecidos de su grupo. En esta empresa, se encuentra de frente con su peor enemigo y, se decide el futuro de los dos bandos y su continuidad en el terreno.

 

La película con música de Michael Giacchino, (Rogue One: una historia de Star Wars, 2016; Los Increíbles, 2004; Jurassic World, 2015…), guion de Mark Bomback (Wolverine Inmortal, 2013; Desafío total, 2012; La jungla 4.0, 2007…) y Matt Reeves (director) y cinematografía de Michael Seresin (Harry Potter y el prisionero de Azkabán, 2004; El expreso de medianoche, 1978; El corazón del ángel, 1987…), recaudó 2,9 millones de dólares en su estreno.

 

Por: Luz Toro 

Comentarios

comentarios