Toma de decisiones para mejorar nuestras vidas

0
94

Toma de decisiones para mejorar nuestras vidas

Son muchas las filosofías que coinciden en que todos venimos con un propósito o misión, para alcanzarlo todos tenemos un talento innato y a lo largo de nuestra vida viviremos al menos un episodio clave que nos hará aprender.

Son muchas las filosofías que coinciden en que todos venimos con un propósito o misión, para alcanzarlo todos tenemos un talento innato y a lo largo de nuestra vida viviremos al menos un episodio clave que nos hará aprender. Pero el hecho de que conozcamos cuál es nuestro propósito vital no siempre lleva a alcanzarlo.

En este logro, son primordiales las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida. ¿Tomamos decisiones que nos llevan a ser quienes realmente estamos destinados a ser, o nos dejamos arrastrar por proyectos vitales ajenos? Por tanto, un factor clave para alcanzar el propósito vital propio es el llevar a cabo una buena toma de decisiones diarias.

Factores que te ayudarán a mejorar en tu toma de decisiones:

1.- Cada mañana antes de saltar de la cama decidir qué objetivos vamos a alcanzar ese día, al menos un objetivo en lo personal, otro en lo social y otro en lo profesional. Si salimos al exterior con nuestros objetivos claros, seremos nosotros los que dirigiremos nuestro día, no nos dejaremos arrastrar con tanta facilidad por objetivos ajenos. A mediodía puede ser un buen momento para valorar cómo va la consecución de los objetivos, ya que aún tendríamos margen de horas para rectificar en caso necesario. Y al final del día procedería la valoración y aprendizaje del día vivido.

2.- No dejar de tomar decisiones por miedo a equivocarnos. Superar nuestros miedos. Una de las principales causas de no evolución es la parálisis por análisis. No podemos esperar a alcanzar el momento idóneo para decidir, este nunca llegará.

3.- Visualiza cómo será tu día tras tomar la decisión “a”, o tras tomar la decisión “b”. Cuál te hace sentir mejor. Confía en tu intuición. Y ten presente que si esa decisión no te hace feliz ahora, tampoco lo hará en el futuro.

4.- No tomar decisiones basándote en lo que hace feliz a otros. Conócete a ti mismo, dedícate tiempo sin ruidos externos y decide lo más acorde a tu propósito.

Y ten siempre presente que lo que somos hoy, proviene de nuestros pensamientos, de nuestras decisiones de ayer. Como afirmaba Buda, nuestra vida es la creación de nuestra mente.

 

Por: Maribel Pérez Román

Directora de Proyectos y Consultora Fundación Incyde

Comentarios

comentarios