Sorprende en casa elaborando tu propio pan de molde

Este pan ideal para niños y adultos es perfecto para desayunos, almuerzos o meriendas, tanto dulces como saladas.

0
204

Sorprende en casa elaborando tu propio pan de molde

Hacer tu propio pan para sándwiches en casa es la manera perfecta de prepararlo a tu gusto. Queremos que disfrutes de la textura y el sabor más auténtico de este típico y recurrente pan preparándolo desde casa con tus manos.

 

El pan de molde es uno de los panes más tiernos que existen. Su fama no es una invención, se la tiene bien ganada con su esponjosa miga y su dorada corteza. Este pan ideal para niños y adultos es perfecto para desayunos, almuerzos o meriendas, tanto dulces como saladas, pues, lo puedes combinar con casi cualquier ingrediente y consumirlo en cualquier momento o lugar.

Te contamos cómo se realiza paso a paso:

Ingredientes:

  • 660 g de harina de fuerza
  • 10 g de sal
  • 15 g de azúcar
  • 20 gr de levadura fresca Levanova
  • 200 gr de leche
  • 200 gr de agua tibia
  • 30 g de mantequilla

Preparación:

Paso 1:

En primer lugar, mezclamos en un bol la harina de fuerza, la sal y el azúcar. Después, añadimos la leche y el agua templadas. Es decir, habiéndolas calentado previamente durante unos segundos en el microondas.

Una vez contemos con todos los ingredientes en el bol, deberemos mezclarlos con paciencia para que queden bien integrados.

Paso 2:

Enharinamos una superficie lisa para poder trabajar la masa. Cuando tengamos una masa más o menos homogénea, añadimos la mantequilla, intentando esparcirla por toda la masa en la medida de lo posible, y volvemos a amasar con paciencia hasta que la masa no se pegue y esté fina y elástica. A continuación, hacemos una bola y la dejamos reposar en el bol aproximadamente una hora, cubierta con un trapo, y en un lugar seco, lejos de corrientes de aire.

También te puede interesar: Waffles de calabaza y avena

Paso 3:

Pasado el tiempo de reposo, podremos observar que la masa ha aumentado su tamaño, hasta casi doblarlo. Entonces, será el momento de estirarla y darla forma de rectángulo sobre la encimera. Una vez hecho esto, la dejaremos reposar de nuevo otros 5 minutos, cubierta con un trapo ahí mismo.

Paso 4:

Transcurridos estos 5 minutos, la masa se habrá relajado. Entonces, será el momento de cortarla por la mitad con ayuda de un cuchillo o cualquier otro utensilio de cocina. Una vez tengamos las dos porciones, las enrollaremos cada una consigo misma. A continuación, pintamos con aceite las pareces de nuestro recipiente alto y rectangular, con la forma típica del pan de molde, y metemos nuestros rollos dentro, para que adquieran la forma típica del pan de molde. Una vez dentro, deberemos dejarlos reposar de nuevo durante una hora, para que la masa fermente y acabe de aumentar su volumen.

Paso 5:

Una vez haya pasado este nuevo periodo de tiempo, habrá llegado el momento de hornearla. Para ello, precalentamos previamente el horno y, seguidamente, introducimos nuestros recipientes durante 35 minutos a una temperatura de 190º.

Antes de sacarlos debemos observar que la corteza está bien doradita. Entonces, podremos sacar nuestra receta del horno.

Una vez frío, podremos cortar sus tan características rebanadas y disfrutarlas acompañadas de lo que más nos apetezca.

¡Esperamos que os encante!

 

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí