Existen diversos tipos de violencia de género y cuando esta no es evidente, aceptar que estamos siendo víctimas del ser “amado”, es uno de los pasos más difíciles.
Es natural cerrar los ojos y negar la realidad, por miedo, por culpa, por vergüenza, por haber apostado a que esto jamás nos iba a pasar o porque simplemente no podemos entender que aquel hombre que dice querernos, nos maltrate o nos haga sufrir.

Te invito a que reflexiones y responde a las preguntas del test con sinceridad. Piensa en tu realidad y marca la respuesta que mejor se adecúa.

Análisis de tus respuestas:

  1. Si has respondido a todo “Nunca” no estás padeciendo violencia de género. ¡FELICIDADES!
  2. Si has respondido entre 1 y 3 “a veces” : CUIDADO, hay síntomas alarmantes de caer en Violencia de Género.
  3. Si tienes 4 o más respuestas “frecuente”, ESTÁS SUFRIENDO ALGÚN TIPO DE VIOLENCIA DE GÉNERO. Si a la pregunta 6 has respondido “a veces” o “frecuentemente”, es URGENTE que tomes medidas de seguridad y que recibas inmediatamente ayuda especializada, ya sea por profesionales privados o a través de los Ayuntamientos que todos tienen una Unidad de Violencia de Género.

Es importante desarrollar habilidades para no permitir ningún tipo de violencia de género. Cuando se entra en la espiral de aceptar denigraciones o constantes críticas negativas, sin darnos cuenta, se va disminuyendo la autoestima de la persona que sufre la violencia y cada vez más van aumentando los actos de violencia de género que se dan bajo cualquier pretexto.

El amor ha de ser felicidad. Si sufres o tienes miedo con tu pareja, tu relación no es de amor. Mereces vivir una vida sin miedos, que se te valore y se te ame positivamente. ¡Violencia cero!

por Silvia Schoffer Kraut

Comentarios

comentarios