No falla, se te va un poco el moreno y ¡aparecen las ojeras!, y por desgracia el frio, como este tan fuerte que nos está afectando, la falta de sueño y el stress del trabajo hace que las ojeras te acompañen por mucho tiempo, hasta que vuelvas a tener unos días de relax.

Sabemos que te hacen tener peor cara, te echan años encima y son un verdadero engorro, también sabemos que todas las cremas que realmente hacen algo contra las bolsas y los ojeras cuestan una fortuna, así que por eso hoy os queremos enseñar algunos trucos caseros y por tanto gratuitos para que las ojeras desaparezcan o al menos se disimulen…

Infusión relajante: Sabemos que las infusiones son un excelente relajante interior, pero también pueden relajar nuestra piel de los estragos ambientales. La aplicación de compresas de manzanilla en los ojos activa la microcirculación y consiguen descongestionar la zona y reducir las bolsas, al menos temporalmente. Solo tenéis que hacer una infusión de manzanilla, dejar que se enfríe, mojar dos algodones y aplicarlos en los parpados durante 10 o 15 minutos.

El pepino, funciona: Es un remedio muy antiguo, lo sabemos, pero es que dos rodajas de pepino recién sacadas de la nevera y aplicadas en los ojos durante 10 minutos ¡funciona! El pepino posee propiedades refrescantes que descongestionan la zona. ¿Un truco?, empapa la rodajas de pepino en leche, también muy fría, y así conseguirás aclarar el color de la ojera.

Gafas de sol “antiarrugas”: Parece broma ¿verdad?, pero llevar gafas de sol, sea como sea la luz de intensa, incluso en los días nublados, consiguen que relajemos la zona ocular y que los músculos del parpado trabajen menos y por tanto no se arruguen tanto. Así que no dejéis las gafas de sol en un cajón durante el invierno porque son uno de tus mejores aliados beauty.

Comentarios

comentarios