Gerónimo Rauch: “El conocimiento genera independencia”

0
22

Gerónimo Rauch: “El conocimiento genera independencia”

 

Tras ser espectadora de un ensayo de “Sunset Boulevard”, una hora charlando con Gerónimo Rauch da para algo que contar y mucho que aprender. Con ese ADN de conversador nato que caracteriza a los argentinos, Rauch, acostumbrado a las entrevistas, sabe qué “teclas tocar” para que la charla se torne en una especie de sueño en la ciudad de las estrellas.

 

De gesto amable, mirada intensa y sonrisa embaucadora, este cantante con visos de actor, que empezó sus pinitos en la música ganando Popstars Argentina, tiene muy claro que lo suyo es el musical y que está dispuesto a cruzar los siete mares por y para interpretar a los personajes más carismáticos con prisa y sin pausa.

Con la disciplina impuesta, la pasión latina circulando por sus venas por derecho, y sabiendo que se la juega cada vez que sale al “terreno de batalla”, Gerónimo Rauch da vida a Joe Gillis en Sunset Boulevard, un megaproyecto producido por el Auditorio de Tenerife, en el cual se pone al Atlántico por montera testando el sabor agridulce del “salitre” que supone el privilegio y la responsabilidad de tener a la inigualable Paloma San Basilio como partener.

¿Qué hace un “chico” como tú en un sitio como este? “Trabajar. Es algo que me apasiona. Hacía mucho tiempo que no trabajaba en España, desde 2011, y quería volver con algo interesante y divertido, y aquí estoy, apostando por trabajar en España”.

-Usted proviene, musicalmente hablando, de un talent show en Argentina, concretamente Popstars. ¿Porqué decidió presentarse a este concurso? “Vivía en el corralito argentino, tenía un contrato que conllevaba vivir fuera de mi país y no quería hacerlo. Me presenté a Popstars pensando en que si no salía bien me iría a vivir fuera de mi país. Fue la última oportunidad que le di en ese momento a mi país y me salió bien”.

Deduzco que, desde ese preciso instante, comenzó su carrera musical. “Mi carrera empezó en los musicales; en el 2000 hice “Los miserables” y “Grease” en el 2001. El musical es el terreno en el cual más cómodo y más explotado me siento artísticamente hablando. Este género demanda una cierta disciplina y un régimen. La presión de hacer 8 funciones semanales e incluso liderar el elenco es mucha responsabilidad y un desafío muy grande”.

¿Se considera más actor que cantante? “No, más cantante que actor. No me interesa hacer nada sin música”.

¿Lo de la “Música es mi vida” es una frase que se le podría aplicar para su vida personal? “Sí, por supuesto, no puedo imaginar una vida sin música. Me levanto cada mañana, me aseo, desayuno y canto”.

Hablando de todos sus papeles en musicales de alto nivel. ¿Cuándo  decide “cruzar el charco” desde Argentina a España pensó que iba a ser por un período continuado en el tiempo? “No, para nada. Cinco años después del talent show no tenía trabajo en Argentina. Hice tres funciones de “Jesucristo superstar” con unos amigos de manera semiprofesional. Después se estrenó la misma obra en el teatro Lope de Vega en Madrid y la persona que hacía el papel de Jesucristo renunció. Un amigo mío mostró mi trabajo por YouTube al director musical de esta obra y me llamaron para hacer el papel protagonista. Fue una decisión muy rápida, si aceptaba me tenía que mudar a España en el plazo de una semana. Decidí hacerlo y para mí se abrió un mundo nuevo”.

Una vida entera que cambia en el transcurso de 24 horas debe de ser una apoteosis en toda regla… “Lo que pasa es que cuando se está muy mal en un sitio y, de repente, pasas a protagonizar en Gran Vía en Madrid, el cambio es absolutamente positivo. Fue como un renacer; todas las noches moría como Jesús pero renacía Gerónimo”.

Habla bastante sobre su papel protagonista en “Jesucristo superstar”. ¿Qué le unía a este personaje? “Lo que pasa es que esta obra está contada desde la visión de Judas, por lo tanto, hay ciertas cosas que no nos unían pero, aún así, Jesús tenía mucha verdad y yo siempre la busco en los personajes”.

¿Es creyente? “Ya no, por lo tanto, tenía que buscar mi verdad en el personaje, al igual que cuando hice de asesino en “El fantasma de la ópera” tuve que buscar mi verdad en el personaje, no ser un asesino, pero sí buscar mis motivos para…”

 

“Los latinos, tanto en Argentina como en España, logramos estar a la altura de lo que se nos exige gracias a nuestra pasión”

 

Ha trabajado en Argentina, en España y en Inglaterra. ¿Qué diferencias existen entre trabajar en uno u otro país? “Los latinos, tanto en Argentina como en España, logramos estar a la altura de lo que se nos exige gracias a nuestra pasión; los ingleses, gracias a su disciplina. Es una industria muy grande, mucho más grande que aquí, y que funciona a la perfección. Lo tienen todo absolutamente estructurado y eso es una ventaja”.

¿Qué le ha atrapado de España? “Amo a España. Cuando firmé el contrato de “El fantasma de la ópera” pregunté dónde tenía que vivir y me dijeron que eligiese, a excepción de Argentina porque estaba muy lejos. Y elegí España. Madrid es mi hogar y España es un país muy sano para vivir. Tiene un clima perfecto, la gente perfecta, se come bien, tiene una pausa que es fantástica para vivir, aunque sea improductiva a la hora de lograr cosas. El español no quiere ceder su vida al trabajo y eso está muy bien para los que queremos vivir bien”.

Hablemos de Sunset Boulevard. ¿Quién le propone ser uno de los dos protagonistas? “Jaime Azpilicueta fue el que me lo propuso”.

¿Qué le proporciona su personaje en esta obra? “Es un personaje atípico para mí, jamás actué tanto sin cantar. Para mí cantar es algo natural, pero actuar sin el canto es todo un desafío. Este es un personaje que transita por muchas situaciones, de victimario pasa a víctima. Es un personaje muy rico. Todo ello unido al deseo de volver a trabajar en España me tentaba mucho”.

¿Le ha costado mucho cambiar su acento para adaptarlo a su personaje? “Lo que pasa es que tengo el “cantito argentino”, eso es lo que me cuesta dominar”.

¿Cómo es el trabajo con una artista de la talla de Paloma San Basilio? “Es una mujer encantadora; más allá de toda la admiración que le profeso por su magnífica carrera artística, me ganó el corazón como persona. Paloma es fantástica. Nuestros personajes nos exigen salir de nuestra zona de confort y eso es muy interesante porque los actores debemos estar incómodos y desarticulados para poder arriesgar sobre un escenario”.

¿Qué es lo que más me atrae con respecto a trabajar en el Auditorio de Tenerife? “La acústica. Hace 5 años vine a un concierto y me atrapó la acústica. Me fascinan este tipo de espacios donde emana arte. El Auditorio de Tenerife está diseñado para que el sonido viaje y el equipo que lo conforma es maravilloso. Además, en Tenerife hicimos la primera ecografía de mi hijo que va a cumplir 5 años. Es todo muy significativo”.

¿Qué es imprescindible para ser un cantante de musical? “La disciplina y el conocimiento. Recuerdo que una vez me dijeron que el conocimiento genera independencia y he comprobado, a lo largo del tiempo, que es cierto”.

Para terminar, la pregunta del millón. ¿Por qué no nos podemos perder Sunset Boulevard? “Porque voy a salir desnudo…(risas). Bromas a parte, porque es un musical mítico, porque está protagonizado por Paloma San Basilio y porque es un reflejo de lo que pasaba en la realidad de esa época. Es una historia muy profunda de alguien que no acepta su realidad. Sunset Boulevard es un reflejo de la vida”.

 

Por Ale Hernández.

 

Comentarios

comentarios