Lidia Monzón: «Participar en los lugares donde se toman las decisiones es de vital importancia»

Con motivo de la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer Emprendedora, Lidia Monzón nos habla sobre Aseme Canarias, la asociación de mujeres empresarias que preside.

0
34
Lidia Monzón, presidenta de Aseme Canarias

Una mujer como Lidia Monzón tiene todas las garantías de éxito: tremendamente preparada, involucrada en la defensa de la igualdad de oportunidades, con una disposición innata para ayudar y colaborar en proyectos liderados por mujeres, apasionada de la comunicación y amante de los pequeños detalles. Estos son algunos de los rasgos que la definen, pero hay muchos más.

Su curriculum profesional no es menos extenso; tampoco los reconocimientos a su ya larga carrera entre los que figuran la Medalla de Oro del Foro Europa o su reconocimiento como una de las 25 Mujeres más influyentes de España. Actualmente es la Presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias ASEME y con ella hablaremos sobre la labor que desde ahí desarrollan.

Cuéntanos Lidia, ¿qué es ASEME y qué funciones realiza?  «ASEME Canarias es una asociación de mujeres empresarias, emprendedoras, directivas, socias de sociedades y con participaciones en empresas, de ámbito regional y multisectorial. Nuestra misión es apoyar a la mujer empresaria, desde la formación hasta aspectos como el networking, las sinergias y la mejora de la imagen positiva de la mujer empresaria. Estamos en la Confederación Canaria de Empresarios y hemos hecho acuerdos de hermanamientos con diferentes asociaciones para compartir eventos y sinergias».

¿Realmente es necesaria una asociación de mujeres empresarias? ¿Por qué?  «En este momento creo que son muy importantes los movimientos asociativos en general y en particular, para las mujeres, debido al gran apoyo y cooperación que generan con el objetivo de crecer en conjunto. Participar en los lugares donde se toman las decisiones es de vital importancia y un paso adelante para poner voz a nuestros deseos de una nueva economía y de una nueva conciencia empresarial».

¿Cómo ha evolucionado ASEME CANARIAS desde su fundación?  «Ha ido creciendo a paso lento pero seguro, pertenecemos a la Federación Iberoamericana de Mujeres Empresarias, que tiene 32 años de existencia. En 2021 organizamos el Congreso de FIDE en Gran Canaria, con un gran éxito de ponentes y destacando entre sus conclusiones los movimientos asociativos a nivel mundial, uniendo tres continentes: África, Europa y América».

Romper los techos de cemento solo lo podremos hacer nosotras cuando decidamos dar ese paso adelante y tomar nuestro poder.

¿Cuáles son las líneas de trabajo en las que están poniendo el foco de atención actualmente dentro de ASEME?  «Por una parte, todo lo que es el apoyo a la mujer en su negocio, creando espacios, participando en ferias y encuentros con el objetivo de hacer networking. En definitiva, todo aquello que mejore las posibilidades de hacer negocios».

Por otro lado, mejorando la empleabilidad de las mujeres con proyectos como «Droneras, nosotras también volamos». También dando visibilidad al empresariado femenino canario a través de dar a conocer sus biografías y su experiencia, por ejemplo, mediante la publicación de libros.

¿Consideras que el asociacionismo es clave para romper las barreras de género que hoy en día siguen presentes en la sociedad?  «Es muy importante la unidad entre las diferentes asociaciones, cero competencia y 100% cooperación. Creo que debe de ser así, apoyarnos en nuestros eventos, en nuestros objetivos. Romper los techos de cemento solo lo podremos hacer nosotras cuando decidamos dar ese paso adelante y tomar nuestro poder».

Leer también: Milagros Luis Brito y las Otras Once del C.D. Tenerife

¿Es necesaria más presencia femenina en los ámbitos de representación política y del resto de ámbitos? ¿Qué opinión te merece la ley de paridad?  «La presencia femenina va llegando, la ley de la paridad ha sido necesaria para obligar a que suceda. Lo ideal, y es lo que todas soñamos, no es llegar a estar en determinados lugares, instituciones y demás por paridad sino por nuestro merecimiento, nuestra experiencia. Pero sé que estamos haciendo el camino y se logrará».

¿Qué le pedirían a los poderes públicos desde ASEME?  «Le pediría que se sentarán más a escucharnos y valorar de verdad qué podemos hacer juntos. Creo firmemente en la colaboración público privada para el avance de la economía y de Canarias».

¿Cómo ves al empresariado femenino de Canarias en estos momentos?  «El tejido empresarial femenino básicamente es pequeña y mediana empresa, claro que hay alguna excepción, pero también en España lo es. Va dando pasos, de hecho el emprendimiento femenino permanece más tiempo que el masculino en situaciones hostiles o de crisis».

creo firmemente que el desarrollo de un liderazgo emprendedor, integrador, asertivo, atendiendo a la diversidad, es fundamental para el desarrollo de los negocios.

¿Se puede hablar de liderazgo femenino en un contexto como es el del trabajo por cuenta propia?  «Por supuesto, creo firmemente que el desarrollo de un liderazgo emprendedor, integrador, asertivo, atendiendo a la diversidad, es fundamental para el desarrollo de los negocios, es la base misma. El camino emprendedor es un camino de desarrollo personal».

¿Qué piensas de las emprendedoras que fracasaron y lo vuelven a intentar?  «Hay que ir siempre hacia adelante, se analiza el por qué de ese fracaso y se vuelve a iniciar otro camino o también el mismo pero desde otra perspectiva».

La crisis económica derivada de la pandemia está siendo muy dura para muchos sectores productivos, pero ¿lo es todavía más para las mujeres empresarias?  «Evidentemente que sí lo es, pero cierto es que la forma de entender la cooperación entre las mujeres puso en marcha muchos mecanismos de ayuda y apoyo para continuar adelante, al menos lo que yo conozco, no solo de Canarias sino de otros lugares».

¿Cómo te sientan ciertos discursos que intentan relacionar el feminismo como un movimiento por poner a la mujer por encima del hombre en lugar de una pelea por la igualdad?  «No es posible salir de situaciones de cambio como la que vivimos en estos tiempos si no es compartiendo con los hombres, tomando caminos conjuntos y apoyando las iniciativas de unos u otras por mejorar la economía y el tejido productivo. Creo que hemos venido a compartir la vida y ellos son el 50% igual que nosotras somos el otro 50%, la historia de la humanidad ha demostrado que cuando vamos juntos el resultado es exponencialmente bueno».

Mujer y conciliación. ¿Un tándem imposible?  «Bueno, la palabra imposible no la contemplo, pero si un tándem complejo. Hay muchos factores que están implicados en la solución, se han puesto muchas medidas legislativas y laborales pero aún queda mucha mentalidad empresarial que cambiar en favor de trabajadores, hombres y mujeres, más felices aún con un enfoque de productividad y eficacia».

 

 

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí