Ylva Cristina Petkova Carrillo: “No me importa el qué dirán porque mi vida es un continuo mirar hacia adelante”

0
8

Ylva Cristina Petkova Carrillo: “No me importa el qué dirán porque mi vida es un continuo mirar hacia adelante”

 

Pasar un mañana, con el Auditorio de Tenerife como único testigo, departiendo con una gran artista como lo es Ylva Cristina Petkova Carrillo, es como beberse la última gota de agua del desierto. Esta chicharrera de raza divide su existencia entre sus tres pasiones: el arte, la política y su familia y amigos. Feminista de pro, Ylva Cristina es contundente a la hora de dejar claro el significado de este movimiento y no acepta radicalismo alguno al respecto. Serena en su modo de expresarse, segura ante cualquier declaración de intenciones, audaz cual halcón y auténtica en su manera de ser, Petkova Carrillo mira la vida a través de un prisma y hace de su camino una continua senda de baldosas amarillas.

En el que es su debut como protagonista en un medio de comunicación, y siendo consciente que esta va a ser la primera de una larga serie de entrevistas, Ylva Cristina se arranca la camisa y desnuda su sentir, a corazón abierto, para Más Mujer Online.

¿Cómo es Ylva Cristina Petkova Carrillo? “Ylva Cristina es una mujer nacida en Santa Cruz de Tenerife, con muchas motivaciones e inquietudes, que siempre las ha tenido desde la infancia, adolescencia y madurez, que pasa por etapas, como todo el mundo, que lleva el arte en la sangre junto a otras pasiones, apasionada en lo que hace, creativa. En el término personal, no me gusta la cobardía, me gusta la constancia, la perseverancia y seguir evolucionando”. 

Habla de Arte, ¿desde cuándo nació en usted esta inquietud? “Desde pequeña, cuando veía a mi madre pintando. El arte y la cultura en sí. Mi padre nos llevaba a exposiciones y, ya en la adolescencia, me moví en un entorno en donde empecé a estudiar y siempre había artistas a mi alrededor. El arte me viene por mi parte materna”.

Su padre era restaurador. “Sí, mi padre era restaurador, muy culto también, se leía mucho en casa. Era muy abierto de mente”.

¿A qué edad y cuál fue su primera incursión en el mundo del Arte? “Intenté el diseño y la confección, es decir, lo que es moda. Siempre me ha gustado seguir el mundo la moda, pero me gusta más crear. Para mí, por ejemplo, en lo que se refiere al mundo del cine, tienes que saber interpretar para después poder dirigir. Mi primera incursión fue cuando empecé a estudiar diseño de interiores, me gustaba la decoración y la arquitectura, pero, por motivos personales, no pude seguir estudiando ni decorando. La fotografía, el cine… Mi primera cámara me la regaló mi madre y aún la conservo”.

¿Y su primer proyecto artístico? “Una exposición fotográfica que hice en Los Lavaderos, en blanco y negro y manual. Fue, además, un largo trabajo de documentación y expuse en el año 2005”.

Habla de fotografía y de pintura, pero en su vida también está muy presente el séptimo arte. ¿Cuándo decide empezar a actuar? “Hice teatro, de María Magdalena, después me moví con un grupo de teatro en el instituto. En esa época tuve una etapa rebelde pero sana, he sido muy deportista toda mi vida. Como actriz me enamoré del teatro, es la base. En torno al cine me gusta más porque fotografían movimientos”.

¿La vida de una actriz es puro teatro? “Depende de cómo sea tu forma de ser, depende de tu prisma y de cómo lo lleves”.

¿La suya lo es? “¡Vaya pregunta! Ahora mismo estoy en un momento de mi vida en el que me he liberado de muchos pesos, de muchas cargas y ya no me da miedo caerme, no tengo que convencer a nadie. Pienso que, en la vida de algunos, sí es un teatro, incluso en la de los mediocres”.

Tiene dos nombres Ylva y Cristina. ¿Quién es el personaje y quién es la persona? “No creo que sea un personaje. Ciertas personas me han visto como a un personaje. He recibido muchos halagos muy agradables. Soy una mujer sencilla de Santa Cruz de Tenerife, soy una más. Personaje era de pequeña, aunque era muy tímida. Me fui desarrollando en una mujer muy sociable que quería viajar, aventurera, no me frenaba nada, y ahora estoy siendo de nuevo yo, sin miedo a caerme”.

Una mujer atractiva, emprendedora, independiente y que enfoca su vida profesional al mundo del Arte. ¿En algún momento de su vida ha tenido que pagar un canon por ser como es? “Sí, el silencio y el tener que defenderme con mucha cautela y con mucha sutileza, pero bajar la cabeza nunca”.

¿Un desnudo femenino en el cine es un acto machista? “No, para mí no, ni sexista”.

Cineasta, fotógrafa, actriz y hasta llegó a tener una revista. “Sí, mi padre tuvo una de las primeras revistas de la isla, “Canarias Motor”; me surgió la idea e hice una revista que tuvo una buena tirada en una isla tan pequeña como lo es el Hierro, “Ferro Magazine”, yo era redactora jefe.

¿En qué se centraba esta publicación? “Pues tocaba muchos temas. Tenía una parte de política, temas de naturaleza donde defendíamos a los lagartos del Hierro, únicos en el mundo, de ocio… Era una revista que hablaba de muchas cosas y con grandes patrocinadores, uno de ellos fue Kalise. Fue una experiencia muy bonita para mí”.

Habla de una vocación frustrada, el periodismo. ¿Cuál es la manera de vencer cualquier frustración? “No hacer caso a nadie, creer en ti misma y ser tenaz”.

 

 

También pertenece al mundo de la política, es militante y miembro del comité de Coalición Canaria. ¿En qué momento decidió entrar en política y por qué eligió CC para ello? “El tema de la política lo mamé de mis padres. Desde pequeña iba a la sede del PSOE, partido en el que militaban mis padres. Veía a mi madre con sus papeles y el tema de la igualdad. Coalición Canaria siempre fue un partido que me convenció con la política social que desarrollaba el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermudez y su equipo. Cristina Valido me parece una mujer asombrosa y Ana Oramas creo que representa un papel súper importante luchando por nuestros derechos. Para mí, Coalición Canaria no solo representa al pueblo canario en sí, sino que es como mi segunda familia, el que de verdad defiende a nuestra tierra. Es un partido unido. Elijo un partido de mi tierra, en el que ahora soy miembro del comité local y me siento muy orgullosa”.

¿Cuál es su aspiración en política? “A ser una mujer que aporte, con honestidad, con honradez y sencillez, para mi pueblo”.

¿Una mujer como usted tiene otra alternativa que no sea el feminismo? “Yo no voy a decir lo que dicen las demás, que dejaré de ser feminista cuando se acabe el machismo. Antes de ser feminista soy un ser humano, antes de ser feminista soy mujer por condición, me gusta ser mujer y soy activista. El feminismo es la igualdad y también los derechos humanos de muchas niñas y de muchas mujeres”.

¿Una feminista fomentaría la guerra de sexos? “¿Por qué no…? Algunas lo hacen. Yo no odio ni estoy en contra de los hombres. Eso no es feminismo, que quede claro ya de una vez. Utilizar una guerra de sexos no es ser feminista, eso es ser radical. Respeto a todo el mundo pero, si me vienen con un radicalismo, me doy la vuelta y me voy”.

Lo ideal sería que el feminismo no tuviera razón de ser porque existiese, de una vez por todas, la igualdad real. “Ese sería el logro del feminismo. Pero queda mucho por hacer”.

¿Qué es para usted el feminismo? “Para mí el feminismo es tener las mismas oportunidades que tiene el sexo opuesto, ganar lo mismo, tener los mismos derechos. Ser feminista es darle la oportunidad a muchas mujeres que no tienen recursos. Ahora se habla mucho del empoderamiento, lo siento si voy a caer muy mal, no me gusta eso del empoderamiento. Emancipación sí, que no es lo mismo. Es cierto que gracias a las feministas de antes estamos donde estamos, no lo pongo en duda, pero mi feminismo es, quizás, muy particular”.

¿El feminismo está politizado? “Sí, quizás ese sea el problema más importante”.

¿Cómo se debe combatir el machismo? “Denunciando siempre, con sororidad entre las mujeres y con educación y cultura. La educación es la base. Admiro a toda clase de mujeres que han roto los cánones y que han apostado siempre por la paz”.

¿Cree en las asociaciones feministas? “Las respeto y las apoyo”.

Hablemos de su inminente proyecto artístico. ¿En qué se basa y cuál es su finalidad? “Creo que es el momento adecuado de ayudar y de aportar. Tenemos grandes talentos y también tenemos a mujeres olvidadas. Siempre he sido muy solidaria y no creo que sea necesario irse de aquí para triunfar. El fin de mi proyecto es demostrar que aquí se puede, que hay mucho talento y que es necesario que Santa Cruz tenga una plataforma para apoyar a nuestras actrices y un intercambio de cine con otros países entorno a lo que es cine igualitario para niñas y mujeres. Una plataforma por medio de la igualdad. Y, hasta aquí, puedo leer. Te lo explicaré en profundidad en la próxima entrevista que me hagas, que será cuando presente mi proyecto”.

¿En qué momento se encuentra actualmente? “En un momento ilusionante, en un momento en el cual tengo claras que mis raíces son las de aquí, segura de mí misma y sin miedo a caerme”.

Dígame tres valores fundamentales en su vida. “La honestidad, la valentía y la lealtad”.

¿Qué es lo que no tolera bajo ningún concepto? “La cobardía y la traición”.

Lamentablemente a todos nos han traicionado alguna vez. ¿Cuál ha sido la última vez en la que le han traicionado? “No creo que haya sido una traición en toda regla, pero me ha dolido que, aún habiéndome entregado en cuerpo y alma, se haya invadido mi intimidad y la de mi familia”.

¿Le importa el “qué dirán’? “No, no me importa el qué dirán, porque mi vida es un continuo mirar hacia adelante”

 

Por Ale Hernández.

Agradecimientos: Auditorio de Tenerife.

 

 

Comentarios

comentarios