Melisa Rodríguez: “Creo en las personas en general, sin etiquetas”

 

Dedicando un hueco de su apretada agenda y con el García Sanabria como único testigo, Melisa Rodríguez, secretaria de Juventud y Responsable del Área de Energía y Medio Ambiente de Ciudadanos – Partido de la Ciudadanía, habla en exclusiva para Más Mujer Online sobre sí misma, dejando atrás estereotipo alguno e intentando que la ciudadanía le conozca porque es y no por lo que es.

 

Siendo consciente de que no es oro todo lo que reluce, Melisa intenta ser persona y personaje en un “pack indivisible” y lucha por hacerse entender a golpe de aportación y no de exaltación. Cercana en las distancias cortas y huyendo de las etiquetas, esta joven palmera dejó de “subirse a la Palma” para embarcarse en un proyecto del que se considera creyente acérrima.

Nació en Londres pero se considera canaria. ¿Ser británica fue un accidente del destino? “Pasó lo que a casi todas las familias canarias les sucedía en aquel momento. No había trabajo y la gente humilde tenía que emigrar. Mis padres se fueron a Inglaterra por un año y acabaron estando 18 años. A los 17 años de estar allí nací yo. Mi padre quiso que creciera en La Palma y, a los quince meses de mi nacimiento, me llevaron a su tierra”.

¿Le hubiese gustado haber crecido en Inglaterra? “No, para nada. Me encanta La Palma y cada vez me gusta más”.

¿Tuvo inquietudes políticas desde temprana edad? “No. He sido bastante peleona siempre, eso sí es verdad, pero nunca quise ser política. De hecho, cuando me afilié al partido lo hice para colaborar y para aportar, pero los afiliados me empujaron a las primarias y aquí estoy”.

Siendo así, ¿cuál era su sueño profesional en su infancia? “Quería ser muchas cosas. Quise estudiar Matemáticas, tuve una época en la que quería ser astrofísica. Llegué al Bachillerato dudando entre hacer Medicina o Arquitectura y me decanté por lo segundo”.

¿Ha ejercido su carrera profesional fuera de nuestro país? “Como arquitecta he trabajado en España y en India. Luego hice un máster en Energías Renovables y me especialicé en ello”.

¿Cómo fue esa experiencia laboral en India? “Trabajar allí es muy duro. La jornada laboral no existe, se trabaja de lunes a domingo de 14 a 18 horas diarias. Me lo tomé como un aprendizaje que me sirvió, entre otras cosas, para saber lo que no quería hacer en mi vida. Todos los aprendizajes son buenos”.

¿Ha sentido en alguna ocasión que su condición femenina haya sido un impedimento para desarrollar su actividad profesional? “No. En ninguna de mis facetas profesionales; ni en la arquitectura, ni en la política. En la arquitectura ven el trabajo expuesto, no la foto ni el nombre de quienes los realizan, se valora la esencia. De hecho yo soy fiel a que a la gente se le valore por su esencia y no por su condición. Pienso en personas y en capacidades, no en géneros”.

 

“En algunas ocasiones he tenido que imponerme para que vean mucho más allá de un estereotipo”

 

¿Ha sentido que su belleza física, laboralmente hablando, le ha abierto puertas?  “En el mundo de la arquitectura, ninguna; en el mundo de la política, diría que al contrario. Tengo que esforzarme el doble para que se vea que eres mucho más que una belleza agradable. Por suerte, en mi partido siempre me han valorado por mi trabajo”.

¿Ha notado el machismo al respecto? “Lo he notado, pero no en mi partido, sino cuando he tenido que negociar con otras personas. En algunas ocasiones he tenido que imponerme para que vean mucho más allá de un estereotipo”.

¿Cómo cree que se debe combatir dicho machismo? “Pensando en personas y educando en que se piense en las mismas. Dejando atrás el radicalismo desde todas las visiones. Si somos menos radicales y pensamos más en las esencias de las personas llegaremos a una sociedad mucho más abierta, de lo contrario, seguiremos teniendo una sociedad llena de perjuicios”.

Partiendo de la base de que el Feminismo es la lucha por y para la igualdad real de género, ¿es usted feminista? “Yo busco la igualdad de las personas reales: mujeres, hombres y seres. Por ello presentamos el proyecto de ley para que los perros sean personas. No se puede tener un ser vivo como si de un  bien material se tratase. Creo en las personas por igual, sin etiquetas”.

 

“Yo pienso en personas, no me gustan los prejuicios”

Fotografía: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

¿Profesa alguna religión? “Estoy bautizada en el catolicismo, he hecho la comunión y también la confirmación, pero yo creo en algo que va más allá de todo eso. El vivir anhelando algo que a lo mejor va a pasar “después de…” y que quizás no pasa, hace que te pierdas cosas importantes en tu día a día”.

¿Está de acuerdo con todos los “modelos de familia”? “Por supuesto, lo que me importa es que la gente sea feliz. Yo pienso en personas, no me gustan los prejuicios”.

Habla mucho de esencias, ¿cuál es la suya? “La verdad es que no lo sé, creo que la esencia es lo que la gente que está a tu lado percibe. No puedo definir cual es la mía. Creo que, aunque soy una persona con mucho carácter, transmito paz, ilusión y alegría. Transmitir buena energía es muy importante. La gente negativa acaba minándote”.

¿Hay mucha negatividad dentro del mundo de la política? “Las personas que ven a la política únicamente como su modo de vida, obviamente, van a tener una actitud negativa porque no tienen nada más y tienen que defenderlo sea como sea. Quizás en mi partido no se percibe esa energía porque todos venimos de trabajar en otros sitios, y si tememos que volver a casa lo haremos para trabajar en lo que hacíamos previamente a entrar en política”.

¿La política como una profesión o como una vocación? “Es una vocación que te llega en un momento dado y tienes que decidir si quieres darlo todo o no, dar a medias no puede ser porque supondría faltar al respeto a todas las personas que han confiado en ti”.

 

“Decir que soy animalista sería ponerme una etiqueta y no me gustan las etiquetas”

 

Entonces, si se dedica totalmente a ello, la política es su profesión… “Es mi profesión ahora. Si mañana los ciudadanos deciden que no tengo que estar en ello regresaré a mi profesión, la arquitectura. Además, también diseño joyas y pertenezco al mundo de la energía”.

Es polifacética… “Sí, nunca puedo hacer una sola cosa porque me aburro enormemente”.

Usted es responsable del área de Energía y Medio Ambiente de su partido. ¿Es usted animalista? “Digamos que soy sensible con la Naturaleza. Decir que soy animalista sería ponerme una etiqueta y no me gustan las etiquetas. Veo un perrito y me derrito. Soy una fiel defensora de los animales”.

Por lo tanto, deduzco que es usted antitaurina… “No es lo que más me identifica. Lo respeto muchísimo pero nunca he ido a una corrida de toros ni me veo yendo”.

¿Cómo es su día a día? “Es un rollo, un caos. Siempre me levanto muy temprano, empiezo en radios, luego congresos, reuniones y, tras toda una larga jornada de trabajo duro, he decidido ir dos veces por semana a pilates para relajarme. Ese es mi día a día, pero, aún así, los 10 minutos al día de felicidad siempre los conservo. A veces necesito soledad y tranquilidad. Siempre empiezo y acabo el día con positividad”.

Detecto que está constantemente sonriendo. ¿Suele mantener esa sonrisa con frecuencia? “Sí, aunque hay ocasiones en las que tienes que quedarte sin sonrisa para que entiendan cuándo vas en serio. Sonrisas y buen rollo sí, pero tonta no”.

 

“Si se quiere una sociedad libre tienes que educar en libertad, en sentimientos y en igualdad, pero en igualdad real. Estamos muy redireccionados”

 

¿Cómo sobrelleva esa tensión diaria ante tanto trabajo? “Disfrutando de los pequeños momentos entre reunión y reunión y del silencio al llegar a casa”.

Dígame tres valores de los que jamás podría prescindir para caminar por la senda de la vida. “La honestidad, la libertad y la valentía”.

Habla de la libertad como parte de sus valores. ¿Cree que los españoles somos libres? “No. Creo que no somos libres, pero no por el hecho de nacionalidad alguna, sino porque estamos estereotipados, por lo tanto, no somos libres. Tienes que ser alguien muy valiente para sentirte libremente feliz. Si se quiere una sociedad libre tienes que educar en libertad, en sentimientos y en igualdad, pero en igualdad real. Estamos muy redireccionados”.

Esa redirección de la que habla, ¿nos la imponen los organismos gubernamentales? “Es un poco de todo, por ejemplo, en unas elecciones yo no le digo a la gente que me vote, yo explico lo que quiero hacer y la gente decide al respecto”.

¿Por qué eligió Ciudadanos? “Conocí mi partido y su proyecto cuando estaba en la Universidad. Cuando Albert Rivera salió a reivindicar desnudo con un cartel, me sorprendió su discurso. Creí en su proyecto y me afilié para aportar. Luego me ofrecieron estar en sus listas y aquí estoy luchando por un proyecto en el que creo firmemente”.

¿Cómo va esa aportación de la que tanto habla? “Ha excedido, a todos los niveles, lo que pensé en su momento, porque pasé de aportar mis conocimientos en una mesa y a ser la responsable de Energía y Medio Ambiente de mi partido a nivel nacional. Todo esto es gracias a que me valoran profesionalmente y a que confían plenamente en mí”.

¿Un político tiene que ser un buen actor? “No, porque si eres actor quiere decir que no te crees lo que dices. Lo que tiene que ser un político es transparente”.

El 1 de marzo de 2018, en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, se celebrará la segunda entrega de los Premios Más Mujer. Se premia a la mujer emprendedora y solidaria en todas sus facetas. ¿Qué le parece que existan unos premios de este contenido y una revista, como lo es Más Mujer, dirigida al público femenino?  “Me parece bien que existan este tipo de publicaciones, porque todavía hay que superar muchos tabúes. Considero que hay que luchar para que se consiga no tener que dar premios ni a la mujer ni al hombre como tales, sino al emprendedor en términos generales”.

 

Por: Ale Hernández

Fotografía: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

 

Comentarios

comentarios

10 Comentarios

  1. […] Mientas la sociedad sea así de retrógrada, el machismo seguirá estando presente en muchos aspectos de la vida cotidiana. Sin embargo, hay gente que todavía no se plantea que el feminismo pueda ser la solución: entre ellas Melisa Rodríguez, diputada de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, que la ha liado parda con su respuesta a una pregunta que le hicieron en una entrevista en Más Mujer Online. […]

Comments are closed.