El hilo invisible

La importancia del vestuario en las grandes producciones cinematográficas donde las mujeres juegan un papel fundamental.

0
156
Premios de Honor Isla Calavera 2022: John Landis y Deborah Nadoolman

El pasado Domingo acudí a una charla sobre vestuario fantástico en el Festival Isla Calavera. Los ponentes eran nada más y nada menos que Deborah Nadoolman (diseñadora de vestuario de Indiana Jones y del Príncipe de Zamunda), Nerea Torrijos (diseñadora de Akelarre y Herrementary) y el canario Jonay Bacallado que actualmente trabaja para Marvel y Dc. 

Desde pequeña siempre me ha llamado la atención el vestuario de los personajes de las películas y series que veía, en mi caso concretamente, los atuendos de los villanos, que en su mayoría poseían una gama de colores oscura que funcionaba como una carta de presentación. Al terminar la película, también era de las que se quedaba a ver los créditos para saber quién era el compositor de la banda sonora y, sobretodo, para saber quién era el artífice de aquellos «modelitos» que tanto me llamaban la atención. Tenía que estar muy atenta porque al lado de Diseño de Vestuario aparecían diferentes nombres (en su mayoría mujeres) con letra muy pequeña, casi imperceptibles y eso me hizo reflexionar cuán importante es un vestuario y qué poco reconocimiento reciben.

En 1980 se fundó Los CFDA Fashion Awards quienes en 1981 entregaron sus primeros premios honrando la excelencia en el diseño de moda, ¿pero ese reconocimiento se extrapola al diseño de vestuario de cine?. Nombres como Edith Head, ganadora de 8 Óscar a mejor diseño de vestuario se empiezan a conocer ahora porque gracias al boom de los y las influencers ha crecido el interés por la moda, pero en su momento Head pasaba desapercibida. Lo mismo ocurría con Eiko Ishioka creadora del fabuloso vestuario de la película “Drácula” dirigida por Francis For Coppola que, además de ser una sensacional adaptación de la novela de Bram Stocker, hay que reconocer que mucho del poder de ese film recae en el trabajo de Ishioka y del compositor de su banda sonora Wojciech Kilar, quienes consiguen que música y vestuario sean dos personajes más de la trama.

¿Qué sería de Indiana Jones sin su famoso sombrero? 

Muchos de los personajes que son considerados icónicos, además de una excelente interpretación, presentan una marca personal que viene otorgada por el estilo del vestuario. ¿Qué sería de Indiana Jones sin su famoso sombrero? O ¿Qué sería de Neo sin sus levitas de piel? ¿Y de Danny Zuko si su chupa de cuero? Todos ellos marcaron a diferentes generaciones y, sobre todo, a su manera de vestir.

Gracias a mujeres como Jenny Beavan y Fiona Crombie, Cruella se presentaba como una villana llena de estilo luchando por hacerse un hueco en el mundo de la moda y consiguiendo que los espectadores terminaran empatizando con ella a pesar de haberla odiado durante décadas por sus también icónicos abrigos de piel.

También puedes leer: Joaquín Sabina inicia su gira «Contra todo pronóstico» en Las Palmas

En la industria del cine como en la mayoría de las industrias, los puestos de poder están ocupados por hombres, en cambio, en el mundo del diseño de vestuario los puestos están cubiertos en su mayoría por mujeres y gracias a ellas y a su trabajo muchas de las películas han conseguido atrapar al espectador por su ambientación y ahí entra el vestuario de los personajes, como dijo Nerea Torrijos: «Un director por muy buen director que sea, si un diseñador de vestuario le presenta un esperpento, va a grabar un esperpento, en cambio si el diseñador de vestuario le presenta una joya va a grabar una joya”.

En definitiva, como dijo Deborah Nadoolman mientras recogía su premio de honor en la gala de apertura de Isla Calavera: «Al terminar la película, por favor fijaos en los créditos y buscad a los encargados de diseño de vestuario».

Por: Gara Lacaba Toledo

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí