María y Cristina Duque: “La seguridad alimentaria es nuestra prioridad”

0
2

María y Cristina Duque: “La seguridad alimentaria es nuestra prioridad”

 Vitalérgenos es una empresa de nueva creación dedicada a la distribución de productos aptos para celiacos, intolerantes y alérgicos, y asesoramiento técnico de los mismos.

El equipo de trabajo de Vitalérgenos está formado por sus dos socias fundadoras y basado en un método de trabajo constituido de manera multidisciplinar; compuesto por María, licenciada en Medicina Veterinaria, especialista en la rama de seguridad alimentaria, y Cristina, graduada en Administración y Dirección de Empresas. A este equipo interno se le añade la colaboración con otras empresas del sector de la alimentación, especialmente con el equipo formado por Sanpani Seguridad Alimentaria, constituido igualmente por profesionales.

¿Qué es Vitalérgenos? Es un proyecto que nace a raíz de años de experiencia en el sector de la seguridad alimentaria, al comprobar la necesidad y desconocimiento existente en el mercado actual sobre la correcta aplicación de procedimientos para el manejo de productos alimenticios específicos. A partir de esta idea, la empresa se ha ido consolidando día a día, siendo pioneros en este tipo de distribución y asesoría alimentaria en las Islas Canarias, para que dichos productos puedan cumplir su función específica, llegando a cliente final con la garantía de mantener la calidad y propiedades del mismo, ofreciendo una amplia gama al sector de la hostelería.

¿Cuál es el principal objetivo de vuestra empresa? Uno de los principales objetivos de la empresa siempre ha sido contar con un equipo técnico cualificado ya que ahí es donde reside la esencia de la misma, buscando su diferenciación en el mercado canario y aportando la formación en seguridad alimentaria, en muchos casos incorrectamente gestionada, e incluso inexistente en el sector de la hostelería.

 ¿Cómo descubren que este negocio podría llegar a serlo? La idea principal surge de una de las socias fundadoras tras comprobar la escasez de oferta, la baja calidad de los productos existentes y la frustración del consumidor final a la hora de adquirir productos específicos dirigidos al público compuesto por celíacos, intolerantes y alérgicos. Tras varios años de investigación directa del sector y comprobando el aumento potencial del mismo, se decide comenzar con el proyecto, teniendo siempre presente la base científica a la hora de asesorar sobre la manipulación de estos productos y no constituyendo una empresa de distribución al uso, ya que se aporta el conocimiento como servicio y se le otorga un valor añadido a dicha actividad.

“Entre nuestros objetivos principales se encuentran cubrir las necesidades de una parte de la población que se siente desatendida y frustrada a la hora de comer fuera de casa y proporcionar un servicio de calidad relacionado con la seguridad alimentaria a la comunidad canaria”

 

¿Cuáles son los segmentos del mercado objetivo? Nuestro mercado objetivo está compuesto por el sector de la hostelería, que lidia diariamente con consumidor final que requiere este tipo de alimentación específica. Por una parte, los catering, orientados tanto a eventos, donde se reúnen al mismo tiempo personas con diferentes necesidades alimenticias, como a colegios, donde se localiza gran parte de nuestro mercado objetivo por la alta tasa de alergias e intolerancias infantiles. Por otro lado, se encuentran los restaurantes, que desean competir con una oferta especializada y abarcar un publico objetivo cada vez mayor, y los hoteles, que necesitan cubrir la demanda de un turista cada vez más exigente y que forma la base de la economía canaria.

 ¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades de vuestra empresa actualmente? Como fortalezas contamos tanto con la calidad del producto ofrecido como la formación profesional de las componentes de Vitalérgenos, lo que producen un efecto de diferenciación respecto a otras empresas del sector. También nos encontramos ante un mercado en crecimiento que nos permite expandirnos y ser cada vez más demandados por nuestro público objetivo. Todo esto, acompañado por la iniciativa y energía características de una empresa joven, formada por mujeres y con carácter emprendedor para el beneficio de la sociedad canaria.

Como debilidad encontramos el poco apoyo de las instituciones y la falta de colaboración de estas ante nuevos proyectos. También nos encontramos con el desconocimiento de dueños, directores y empresarios del sector de la alimentación sobre las graves consecuencias producidas por alergias, intolerancias y celiaquía, y que es, en muchos casos, confundida con estilos de vida o culturas que evitan ciertos tipos de alimentos por elección personal y no por necesidad.

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que han tenido que vencer para mantener o iniciar este negocio? En primer lugar, hemos vivido directamente la falta de apoyo a emprendedores por parte de entidades y organismos. A todo esto, se le suma lo que conlleva el emprendimiento sin experiencia previa y el cambio de vida a la hora de arriesgarse, dejando un trabajo fijo y la seguridad que proporciona un empleo estable, en comparación con la figura del autónomo emprendedor, tan poco respaldada por el Estado, y los riesgos que supone adentrarse en la creación de una empresa.

 ¿Cuál es el factor diferenciador que hace que esta empresa tenga éxito? Como factor principal contamos con la ventaja de centralizar pedidos a nuestros clientes con una amplia oferta de productos específicos y, como se ha comentado anteriormente, la formación del personal que compone la empresa. Todo esto, unido a un carácter joven y emprendedor y una forma de trabajo basada en la colaboración entre empresas, hacen que Vitalérgenos se diferencie por la nueva visión empresarial que aporta al sector empresarial canario.

“La base de nuestra empresa es la prevención, ya que nuestro objetivo principal es evitar las posibles consecuencias originadas por una mala formación y, a su vez, una mala manipulación de los alimentos, que podría desencadenar consecuencias negativas y muy graves para la salud del consumidor”

 

¿Qué objetivos se plantean para el presente año 2018? Entre nuestros objetivos principales se encuentran cubrir las necesidades de una parte de la población que se siente desatendida y frustrada a la hora de comer fuera de casa y proporcionar un servicio de calidad relacionado con la seguridad alimentaria a la comunidad canaria.

 En materia de alergias e intolerancias, ¿es posible «prevenir mejor que curar» o, por el contrario, no hay nada que hacer en el ámbito de la prevención? La base de nuestra empresa es la prevención, ya que nuestro objetivo principal es evitar las posibles consecuencias originadas por una mala formación y, a su vez, una mala manipulación de los alimentos, que podría desencadenar consecuencias negativas y muy graves para la salud del consumidor.

¿Qué alimentos son más susceptibles de provocar alergias e intolerancias y por qué? Como nos indica las normativa vigente, debemos prestar especial atención a la lista formada por los catorce alérgenos más comunes que afectan a la población actual y que son: cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, camut o sus variedades híbridas y productos derivados); crustáceos; huevo; pescado; cacahuetes; soja; leche y sus derivados (incluida la lactosa); frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfónsigos, nueces de macadamia o nueces de Australia y productos derivados); apio; mostaza; sésamo; dióxido de azufre y sulfitos; altramuces y moluscos.

Cabe destacar que estas sustancias o productos que causan alergias e intolerancias no son los únicos, a pesar de ser los indicados por normativa a destacar de manera obligatoria dentro de la lista de ingredientes. Por lo tanto, cada persona puede ser susceptible en mayor o menos medida a cualquier tipo de sustancia que compongan los alimentos consumidos de manera habitual en nuestra dieta.

 

 

Comentarios

comentarios