Satomi Morimoto: “¡Soy japonesa!… intento razonarlo todo”

0
20
Foto: Rubén De Cándido @rubenrdc

 

Satomi Morimoto: “¡Soy japonesa!… intento razonarlo todo”

Satomi Morimoto hace lo que le gusta, intentando deleitar a su público como consecuencia de la pasión que siente por el Jazz y sin esperar alfombra alguna al bajarse del escenario. Satomi disfruta de su pasión por la Música bajo el “Imperio del Sol“, sin caer en el ocaso del “Samurai”.

En época de ”Sakura“ y desde Japón, Satomi Morimoto se ha sentado a departir conmigo. Debo reconocer que el mero hecho de saber que iba a entrevistar a esta grande del Jazz, me producía un cierto nerviosismo, debido a la magnitud de la carrera musical que posee Morimoto. Satomi es una mujer dentro de un mundo con el cual se complementa como si de sujeto y de predicado se tratase. Serena, cual brisa de una tarde de verano, cercana, cual vecina, con la seguridad propia de un rayo solar traspasando la atmósfera y con la responsabilidad como segundo apellido. Esta cantante y pianista japonesa, afincada en Tenerife, saborea el fruto de su éxito sin desear abrazar la fama como consecuencia del mismo.

Lo suyo con la Música, ¿es vocacional o cuestión de ADN?

En mi caso es una combinación de ambas cosas. Por un lado, con cuatro años de edad la profesora del colegio llamó a mi madre para decirle que yo sentía una gran atracción por tocar el piano del colegio y esa fue la razón que hizo que mi madre me apuntase a música. Por otro lado, resultó que tenía oído absoluto, y esto sí que no tiene nada que ver con lo vocacional, sino con el ADN y la naturaleza de cada uno.

Una japonesa afincada en el otro lado del planeta. ¿Por qué eligió Tenerife como residencia?

En el año 2001 fui a estudiar a la Guildhall School de Music and Drama de Londres y fue ahí donde conocí a mi marido. Después de un par de años en Londres nos fuimos a vivir a Tokyo, luego a Barcelona y, por último, llegamos a Tenerife, donde decidimos quedarnos.

Cantante de jazz y pianista. Dicen que: “aprendiz de mucho, maestro de poco”,¿cómo hace para ser magnífica en ambas facetas?

Realmente yo no soy cantante de jazz. Vocalmente me formé en la música antigua, aunque también canté otros géneros, debido a mi registro y los diferentes colores de mi voz. Con el piano me pasa lo mismo, aunque en este caso es más natural para mí, pues lo siento como una extensión de mi cuerpo, son ya muchos años junto a este instrumento. El secreto es simplemente sentir la música como una, solamente, hay que entender las características de cada género. Yo solo lo intento.

Escucharle, tanto a las teclas del piano como a sus cuerdas vocales en acción,es como dar un paseo por las nubes. ¿Cómo logra transmitir de esa manera tan descomunal como lo hace?

Bueno, agradezco mucho tan bonito cumplido. La verdad es que lo único que hago es cantar y tocar intentando mezclar la técnica con el ccorccoraz

¿Trabaja razonando o por estímulos?

¡Soy japonesa!… intento razonarlo todo.

Eligió el Jazz para dar forma a su música. ¿Se ve, en un futuro, abrazando otro género musical?

El Jazz o más concretamente la música de Fusión me lo dio el vivir aquí y rodearme de quien me rodeé. Por otro lado, sí que me veo investigando en cualquier otro género siempre que me parezca accesible y atractivo.

¿Qué tiene el Jazz para haberla seducido?

La magia de la flexibilidad, la improvisación, sus armonías, puedo sentir más libre y creativa.

¿Cómo, cuándo y dónde suele componer sus melodías?

En cualquier lugar y casi siempre dentro de mi cabeza, no necesito un instrumento. Primero, lo maduro y entiendo lo que quiero y dónde voy y luego me siento al piano.

¿Cuánto de Japón queda en su ser?

Mucho, nací y crecí allí. Es una cultura muy fuerte y absolutamente contrastable con la de aquí, por lo que dejar de ser japonesa es imposible.

Foto: Rubén De Cándido @rubenrdc

Todo artista tiene influencia, ¿cuáles han sido las suyas?

Mis influencias han sido muchas, pero supongo que las más marcadas han sido Chopin, Bach, Bartok.

¿Encuentra similitudes entre su trabajo y el de otros artistas?

Supongo que sí, aunque reconozco que mi relación con la música es bastante amplia, pero al final se trata de estudiar con seriedad, método y hacerlo lo mejor que se pueda.

En las ocasiones en las que he tenido el privilegio de escucharla en directo, la he visto sumamente centrada en su papel. ¿Alguna vez deja espacio, durante sus recitales, a la improvisación?

Sí, aunque depende mucho del tipo de programa y género que interprete.

¿Por qué eligió la fusión y no el purismo?

Porque hay estilos como la música antigua, la música de cámara o la propia ópera, donde trabajo regularmente, que son muy puras y ahí no tengo margen a la improvisación, sino a la interpretación. Es por eso que disfruto tanto con formaciones como ST Fusion, donde puedo volar con mucha libertad, ahí vale todo.

¿En qué cree que reside el secreto de su éxito?

Lo cierto es que mi éxito lo podría resumir en mi disfrute cuando toco y canto.Supongo que cuando disfrutamos haciendo algo eso se transmite y abrimos la posibilidad de que les llegue a los demás.

¿Cuál es el precio de la fama?

No lo sé, porque no me considero como tal. La verdad es que nunca he pensado en eso, ni siquiera soy una persona que le interese demasiado. Mi único objetivo es estar rodeada de gente querida y de poder hacer con dignidad lo que más me gusta hacer, la música.

Tras mi carrera como periodista musical, he charlado con miles de artistas y, la gran mayoría de ellos, concluyen en que los músicos no solo hablan de música. Hablemos de la mujer dentro del mundo de la Música, ¿ha padecido algún episodio de machismo a lo largo de su carrera?

En Japón muchos, pues, desafortunadamente, forma parte de la cultura. Aquí en España, aunque de alguna forma también es un país bastante machista, he de reconocer que siempre se me ha tratado con mucho respeto en el plano profesional.

¿Cómo se debe combatir el machismo?

Con coherencia, respeto, tolerancia, amor. Me parece un tema demasiado viejo, desfasado, casposo (como se dice aquí).

¿Cuál es su percepción sobre la mujer del Siglo XXI?

Para mí la mujer de este siglo tiene que vivir y desarrollarse en igualdad de condiciones, con las mismas oportunidades, una mujer preparada, formada, viajera, simplemente, un ser humano que viva y deje vivir con respeto y respetada, debería de ser todo mucho más sencillo y lógico.

¿Qué supuso para usted actuar durante la gala de la primera Edición de Los Premios Más Mujer?

Un auténtico placer y una honra que hayan querido contar conmigo para un evento de estas características. Siempre que quieran contar conmigo para este tipo de eventos, conceptualmente, tan necesarios, ahí estaré intentando aportar como la mujer artista que soy.

Por Ale Hernández

Comentarios

comentarios