Mucho se ha hablado del Matcha después de la Semana de la Moda de Nueva York en la que los chupitos de este té fueron declarados la bebida oficial en este evento de moda y que se está haciendo famoso como “el té que beben las modelos”.

Si aún no lo conocías, te contamos algunos secretos por si te surge la oportunidad de hablar sobre el tema.

1. Es un té verde molido empleado en la ceremonia japonesa del té. Matcha significa té en polvo. Uno de sus beneficios reside en el hecho de que como no tienes que hacer una infusión con las hojas para consumirlo sino fabricar una solución bebible con el polvo, se aprovechan mejor sus beneficios. El cultivo de las hojas de matcha se cuida al detalle y por eso se supone que sus hojas tienen mejor sabor y textura que las de otros té verde.

2. Muy relacionado con la meditación. La preparación del matcha es uno de los rituales más importantes de la ceremonia japonesa del té y durante mucho tiempo se ha asociado al estado Zen. La ceremonia de preparación del matcha induce un estado de relajación que sirve como preparación para empezar a meditar.

3. Ofrece grandes beneficios para la salud. Matcha es un té de alta calidad, más potente como fuente de nutrientes y proteínas y aún más rico en antioxidantes (polifenoles) que el té verde convencional. Además contiene otro polifenol llamado EGCG que ha demostrado acelerar el metabolismo y reducir el crecimiento de las células cancerígenas.

4. Con algo de cafeína. Como estás consumiendo directamente el polvo de la hoja esto supone ingerir tres veces más cafeína que con un té convencional. Los aficionados al matcha lo usan normalmente para desayunar y comparan sus efectos con el subidón del café de por la mañana. Y aunque sus defensores también hablan de que crea un efecto dual alarma-calma no se recomienda beberlo en las seis horas previas al descanso nocturno.

5. Su sabor es fuerte y las versiones edulcoradas no tienen la misma calidad. El sabor del matcha es parecido al de la hierba o al de una hoja de espinaca. A otros les recuerda el sabor umami (vocablo japonés que significa ‘sabroso’). Para mejorar su sabor fuerte han salido al mercado versiones con polvos mezclados con azúcar, con chocolate o con leche. Ninguna mezcla es recomendable porque se alteran las cualidades de la planta. Una buena pista para saber si el matcha que compras es auténtico es su precio. El matcha puro y fresco es caro.

6. Incorpóralo a tus comidas. El matcha está de moda y no solo como una bebida, muchos chefs de prestigio lo han incluido en sus platos. De hecho, ya es posible encontrar en la Red y las redes sociales recetas de bizcochos, brownies o incluso sopas de matcha.

Fuente: Mujerhoy

Comentarios

comentarios