La kombucha, la nueva infusión del verano

0
189

La kombucha, la nueva infusión del verano que te hará lucir una piel de diez

Se trata de un té fermentado, preparado con té, azúcar, levaduras y bacterias, que se ha convertido en uno de los grandes aliados détox de este verano.

En la cultura china, se le denominaba el “elixir de la salud inmortal”, desde hace más de 2.000 años. Este té que es un fermento preparado simplemente  con té, azúcar levaduras y bacterias, ya empieza a ser tendencia en el mundo healthy y a estar presente en las dietas saludables, sobre todo ahora que llega el verano.

Esta bebida parece haber llegado para quedarse, en parte porque desintoxica tu cuerpo, mejora la digestión y ayuda a perder peso, pero también porque tiene numerosos beneficios para la piel.  La clave está en los probióticos y enzimas que posee, los cuales se logran gracias a la fermentación del té verde con un hongo de kombucha, conocido como scoby (symbiotic colony of bacteria and yeast)

El kombucha tiene un sabor rico y terroso, pero puede variar mucho según el tiempo que fermente, desde 7 a 30 días. En estos días de verano, esta bebida burbujeante es perfecta para sustituir los refrescos durante las comidas. Podemos encontrarla de té verde, de frutos rojos, de jengibre y limón, de zanahoria y cúrcuma o de manzana, canela y vainilla, lo que hará que su sabor sea mucho más agradable y la disfrutemos.

Además, también es muy recomendada si estás intentando  perder peso gracias a su contenido en ácido acético y polifenoles, que ayudan a conseguir precisamente esto. Eso sí, debe tomarse en su justa medida y sin excesos, ya que contiene cafeína, alcohol y probióticos en alta cantidad.

Pero más allá de los beneficios que tiene la kombucha para el cuerpo, esta bebida probiótica tiene todo para hacer que tu piel luzca brillante este verano. Mejora la formación de colágeno y además es muy eficaz tratando problemas como el acné, ya que  su acción bacteriana elimina los microorganismos que provocan la inflamación e irritación que deriva en la aparición de los tan temidos granitos.

Entre sus virtudes, destaca su enorme efecto iluminador de la piel gracias a su alto contenido en vitaminas B y C, que mejoran la elasticidad de la piel y la hidratación natural, ayudando a alisar la rugosidad del cutis y consiguiendo un rostro mucho más terso y luminoso. 

Es verdad que la manera más usual de consumirla es principalmente por vía oral en forma de té debido a sus numerosos efectos positivos para diferentes órganos vitales, pero en cosmética también puede usarse en mascarillas, lociones tonificantes, tratamientos hidratantes o acondicionadores capilares. 

Comentarios

comentarios