“Guía Útil de la mujer viajera” en solitario

0
275
Pruebas de iluminación con focos ded jardín.

Hotel Home 16 París: realmente en casa

Suelo pasar unos tres meses al año en París. Voy a los desfiles de moda y a los showrooms y me convierto en una absoluta parisina. Aquí me siento en casa, por fin he encontrado el sitio perfecto para alojarme.

El Hotel Home 16, que está en el distrito 16º, un área considerada una pequeña “Vieille Fille”, es perfecto para mí, porque está bien conectado con el metro y ¡rodeado de auténticos parisinos!

Localización: El hotel está cerca de las estaciones Jasmin (línea 9) o Église d’Auteuil (línea 10) del metro de París. La línea 9 te lleva a Alma – Marceau y el Triangle d’Or compuesto por la Avenue Montaigne, Ave George V, y la Rue Francois 1er en el distrito 8º donde Courreges, Dior, Chanel, Ferragamo, Dolce & Gabbana, Prada, Valentino, Bulgari, Gucci y muchos más tienen sus tiendas insignia. La línea 10 te lleva a la margen izquierda y a los shoppings: Boulevard Saint Germain, Bon Marché & Rue Du Bac.

Wi-Fi: Es gratis durante toda la estancia y funciona con wipass. Accedes la primera vez y te mantiene conectada el resto del tiempo. Tienes que traer tu propio cargador.

Conserjería: Esta es una de las mejores cosas del hotel. Se encargan de ella Isabelle, la gerente, que habla inglés y algo de español, y Ludavine, que habla francés. Las dos son muy atentas.

Mesa de estudio: Siempre hay una en la habitación, aunque yo prefiero usar la mesa de comedor de los apartamentos más grandes ya que el espacio me permite explayarme mejor.

Cuarto de baño: El baño tiene una ducha y una bañera de esquina; con champú, gel de baño y jabón. Las toallas son buenas y se cambian a diario. Pero ¡atención! el domingo es el día libre.

Comida: Los apartamentos tienen una pequeña cocina con vitrocerámica, microondas, lavavajillas, cafetera y hervidor eléctrico. El servicio siempre te deja una botella de agua en la nevera y sobrecitos de té y café, así como leche y azúcar para la primera noche y, si les das una lista con antelación, te hacen una pequeña compra. Con el supermercado Monoprix a la vuelta de la esquina, siempre puedo coger lo que necesito en cualquier momento.

Seguridad: Al hotel se accede a través del sistema clásico de la ciudad: los códigos pin del portal. Siempre me siento segura en esta zona, la conozco muy bien y muchos de mis amigos viven aquí.

Por: Lupe Castro /  Especialista en Moda

Comentarios

comentarios