Your browser is not supported for the Live Clock Timer, please visit the Support Center for support.
Home / Economía  / Estrategia Lean: Cómo cambiar tu situación actual

Estrategia Lean: Cómo cambiar tu situación actual

Estamos en la recta final de este año y suele ser un buen momento para preguntarnos, ¿estoy, realmente, dónde quiero estar? Y si mi respuesta es no, debería plantearme actuar al respecto, que como dice

Estamos en la recta final de este año y suele ser un buen momento para preguntarnos, ¿estoy, realmente, dónde quiero estar? Y si mi respuesta es no, debería plantearme actuar al respecto, que como dice el refrán, nunca es tarde si la dicha es buena.

Es prácticamente imposible conseguir la satisfacción plena en nuestra vida, a veces nos falla que no estamos en el trabajo que quisiéramos, nuestra empresa no marcha como desearíamos, o simplemente nos encontramos en una situación de paralización en la que ninguno de los aspectos de nuestra vida es el que desearíamos.

Pero salir de nuestra zona de confort nos puede dar miedo, y no modificamos nuestra situación económica actual por temor a perder lo poco o mucho que tengamos.

El modelo lean es una estrategia empresarial fácilmente aplicable a nuestra vida y enfocada a reducir costes tanto emocionales como económicos. No necesitas arriesgar todo, practica el lean. Prueba con un prototipo, testa que realmente es factible y pregúntate si te satisface el cambio. Si la respuesta es no, vuelve a tu situación inicial y si es sí, a por una nueva aventura. Para ello deberíamos:

1.- Lograr el arranque es el paso más difícil, significa sobreponerse a la inercia. Decidir que vamos a efectuar un cambio. Para ello suele ser necesario un agente de cambio. A partir de este momento estaremos alerta a cualquier información o hecho que podamos utilizar. Nuestra mente debe estar proactiva al cambio.

2.- Encontrar un agente de cambio. Tus conocimientos actuales te han llevado a la situación en la que estás. Si quieres modificarla, necesitarás a ese agente lean que te traslade los conocimientos o contactos necesarios para el siguiente paso. Para ello, puede ser necesario contratar un consultor que realice cambios en tu empresa, un curso para adquirir nuevos conocimientos o inscribirte en búsqueda activa de empleo.

3.- Empezar tan pronto como sea posible con una actividad importante y visible, que te muestre que estás en marcha. A veces esa actividad puede ser una reducción de jornada para búsqueda activa de otro empleo, un cambio de estrategia empresarial, en definitiva, poner un pie en tu nueva situación.

4.- Ampliar el campo de acción tan pronto haya tomado impulso. Aunque comenzarás por un pequeño cambio en tu horario laboral, ese cambio debes irlo ampliando hasta conseguir alcanzar al resto de facetas de tu vida que no te satisfagan.

Lo único constante en la vida es el cambio.

Comentarios

comentarios

Etiquetas de publicación:

maribelperezroman@masmujeronline.com

Puntuación general