¡Bendito cacharro! y es que es más poderoso que cualquier conjuro de Howards. Darle una Tablet al niño hace que lo tengamos en trance durante horas y horas, el mejor cultivo para un nini del futuro, se acabaron los llantos, las pataletas,las peleas en el coche. ¿Quién habrá sido el santo que las habrá inventado?

Pero resulta que a alguien se la ha ocurrido una genial idea de que, en los colegios, los niños comiencen su incursión en el medio digital utilizando estos dispositivos, y claro, los padres tenemos el grito en el cielo pensando que el mismísimo demonio se ha colado en el formato panorámico. Pero, ¿qué criterio debemos usar? Tremendo problema.

En los colegios ya es una realidad. Utilizar estos dispositivos es un enorme avance a la hora de que los niños vayan realizando sus primeros pinitos en Internet, aprendan a utilizar las redes, y los buscadores, con el fin de completar los ejercicios que el docente les indica. Hasta ahí, bien.

Pero como padres debemos tener muy presente que la curiosidad de un niños es prácticamente ilimitada ya que esta descubriendo su consciencia y todo un mundo a su alrededor, y le hemos puesto en sus manos una ventana sin limites al mundo que seguramente no controlamos.

Como padres debemos entender que el niño tarde o temprano descubrirá todo aquello que tenemos, lo importante no es lo que descubra, sino que tenga las herramientas para que no se convierta en un trauma o en un vicio. Por este motivo, debemos usar este vínculo con la tecnología para aprovechar y estar más cerca de nuestros hijos y ayudarles en este camino que están descubriendo.

  • Darles acceso a contenidos limitados, instalando en el dispositivo un software que actúa de filtro a contenidos inadecuados.
  • Concederle el uso de la Tablet solo durante unas horas, y siempre bajo nuestra supervisión, controlando en todo momento en qué páginas esta navegando nuestro hijo.
  • Conocer cuál es la tendencia del niño, sus curiosidades y aquello que le inquieta. La Tablet revelara a los padres aquellas cuestiones que tenga en la cabeza, buen momento para actuar de la forma más inteligente. Hay niños que desarrollan una pasión por un hobby, deporte o algo así; otros , mal influenciados, tirarán por otros caminos y como padres deberemos resolver.
  • La Tablet nunca será del niño, no es un regalo de reyes, ni de su propiedad. Ha de ser considerado como una herramienta propietaria de los padres. Es contraproducente asociar propiedad de una Tablet a un niño.
  • Siempre el uso del dispositivo en un lugar común, evitando que el niño se la lleve y la utilice sin nuestra supervisión.
  • Si los niños son adolescentes y entran en las redes sociales, siempre has de tener el control de lo que hacen, nada de secretos y siempre de hablarles de los riesgos y personas malintencionadas que pueden abusar de nuestros menores.

Y lo más importante, intenta ser un gran ejemplo para tus hijos, desconectando de la tecnología, y aprovechando el tiempo de ocio para dedicarlo a quienes más quieres.

 

por Santy Abreu
Consultor Tecnológico
santy@civicos.com

Comentarios

comentarios

Artículo anteriorMilagritos a Lourdes
Artículo siguiente8 de Marzo, Mujeres
Entusiasta de la comunicación, Analista, Programador y Técnico Superior en Administración de Sistemas y Gestión, está especializado en la estrategia e implantación de soluciones tecnológicas en la empresa a nivel internacional al tiempo que ha coordinado numerosos proyectos en Internet. Actualmente ejerce como fundador de la plataforma Civicos Networking y es Responsable de Sistemas y Cuentas de Clientes en Itop Consulting especializado en proyectos de Cloud Computing, soluciones ERP/CRM, Business Intelligence, Gestión Documental, Soluciones de E-Commerce y Gestión de soluciones personalizadas para la empresa. Además produce el programa radiofónico "Hablemos de Tecnología" difundiendo las novedades en todos los sectores tecnológicos. Colabora dentro de la temática de Innovación y Tecnología.