Dentro de muy poco, exactamente el 21 de junio, comenzará oficialmente el verano y para muchos esto es sinónimo de la tan manida “Operación Bikini”.

Somos muchos los que olvidamos el cuidado del cuerpo y la buena alimentación a lo largo del año y sólo nos preocupamos cuando vemos que los días de sol y playa están a la vuelta de la esquina. Para todos aquellos que este año no hemos tenido la fuerza de voluntad necesaria y queremos perder en poco tiempo algunos kilos de más, hay algunas consejos que podemos seguir.

OPERACIONBIKINI1

Los expertos nos aconsejan planificar todo lo que vamos a comer en la primera semana. Así, podemos y debemos crear una lista detallada de todo aquello que vamos a comprar. De este modo evitaremos productos extra que son a los que solemos acudir cuando tenemos hambre, como aquellos con mucha grasa o azúcares. Además, los expertos sugieren dejar la improvisación a un lado. Es importante escribir el menú semanal de los platos que cada persona va a cocinar. A todo ello hay que añadir comer lentamente.
Bajo ningún concepto debemos pensar que tiene que ser una dieta radical. De nada sirve dejar de comer, pues lo más importante está en hacer las cinco comidas diarias recomendadas por los nutricionistas. El desayuno es la comida más importante y requiere de un buen consumo de hidratos de carbono para contar con más energía. En cambio, a la hora de la cena es necesario evitar los hidratos.

OPERACIONBIKINI2

Nuestra operación bikini debe contar con que evitaremos el consumo de alcohol y con que, a pesar de las miles de excusas que podamos encontrar, realizaremos ejercicio físico. Se recomienda que 30 o 45 minutos diarios sean dedicados a las actividades deportivas. Es mejor una mayor constancia con ejercicios de baja intensidad que realizar ejercicio menos días a la semana a mayor intensidad. Así, la suma de una buena alimentación y actividad física será más efectiva que si funcionan por separado.

OPERACIONBIKINI4

Tenemos que tener en cuenta algo muy importante! Los expertos advierten que los milagros no existen y que no se produce una pérdida de peso inmediata. Todo aquello que no hemos llevado a cabo en otoño e invierno es difícil conseguirlo rápidamente. Se necesita constancia para conseguir resultados.

Uno de los grandes errores es recurrir a las conocidas como dietas ‘yo-yo’. Su problema reside en una falta de nutrientes que, en consecuencia, pueden producir alteraciones en el organismo como un aumento del riesgo cardiovascular. Es cierto que la pérdida de kilos es rápida, pero cuando se abandonan las pautas, se vuelve a coger peso, en muchas ocasiones incluso solemos ganar más peso del que hemos perdido.

@MMujerCanarias

Comentarios

comentarios