En los últimos tiempos han surgido con fuerza los “Cupcakes”, unos pequeños pasteles que entran primero por los ojos que por la boca. Eso sí, tenemos que decir que, una vez los probamos, por lo general no suelen defraudar. Suelen tener colores chillones, de ahí que digamos que entran primero por los ojos, y sus creadores les suelen dar todo tipo de formas, decorándolos de manera muy variopinta, así podemos encontrar cupcakes con forma libro, de zapato, de cesta de flores, incluso de cigüeña que porta un bebé. Todo depende de lo que estemos celebrando: un cumpleaños, un evento con una temática concreta, un bautizo. Los hay para todos los gustos y momentos.

Nosotros nos preguntamos: De dónde vienen los cupcakes? De Estados Unidos. Su traducción literal es “pastel de taza”, en referencia a la medida de volumen utilizada en su preparación. Aunque aparecieron en el siglo XIX, el país ha vivido en los últimos años una auténtica fiebre por estos pasteles de formato monodosis, desatada en gran parte tras su aparición estelar en “Sexo en Nueva York”. Carrie y sus amigas no sólo enseñaron a las americanas que los cupcakes eran cool y te curaban de cualquier tipo de desencuentro con la vida, sino que les hizo vivir la fantasía de que no engordaban. El boom de los cupcakes, con sus decoraciones alegres, adorables y algo naïf, también está relacionado con el gusto por lo “mono” de la actual cultura pop.

Pero son magdalenas o no?. Por lo general los cupcakes son más dulces y tienen muchas más variedades de color y sabor que las magdalenas. Un cupcake es una magdalena glamurosa, como una pequeña tarta individual.

CUPCAKES2

@MMujerCanarias

Comentarios

comentarios