Estrés: cómo influye en nuestro peso

 

 

Sabemos que el estrés actúa sobre nuestro cuerpo de maneras muy diferentes: por ejemplo, disminuyendo el apetito sexual y alterando nuestro sistema inmunológico y funciones necesarias como el sueño. Pero, ¿cómo influye el estrés en nuestro peso? 

 

Aquí os dejamos algunos motivos científicos por los que debemos mantener a raya al estrés y así lograr bajar de peso.

 

1.- Acumulamos más grasa. Cuando sufrimos niveles de estrés elevados, segregamos mayor cantidad de unas hormonas llamadas glucocorticoides, que desempeñan un papel en el exceso de peso. Además, el estrés provoca que la grasa extra generada se acumule principalmente en el abdomen.

 

2.- Tenemos más hambre por la noche. Según se desprende de una investigación llevada a cabo por la Universidad de Yale, la sobreestimulación de neuronas sintetizadoras de orexina del hipotálamo por estrés mental o ambiental del día, puede provocar insomnio y como resultado aumento del apetito durante la noche.

 

3. Una crisis de estrés o una situación emocional. Así mismo, según esta investigación, diferentes situaciones de estrés, como un divorcio, una mala relación con el jefe o la enfermedad de algún familiar, generan un aumento de peso que no estaría necesariamente relacionado con comer más o hacer menos ejercicio. La clave estaría en una hormona, el cortisol, que cuando el estrés se vuelve crónico provoca desajustes en el metabolismo.

 

4. La cartera influye. El estrés que supone la inseguridad económica hace que las personas que viven en países regidos por el denominado “libre mercado” sean más propensas a volverse obesas, según un estudio publicado en Economics and Human Biology.

 

Si queremos evitar sus estragos en nuestro cuerpo, y en especial en nuestro peso, una buena solución es reír, esta acción ayuda a reducir y superar los episodios que nos provoca.

 

 

Comentarios

comentarios