África Fuentes: “Mi objetivo es que nadie me diga no”

0
56
Fotografía: Rubén De Cándido para @MásMediaGroup

África Fuentes: “Mi objetivo es que nadie me diga no”

 

Lleva más de dos décadas dedicando su vida a ayudar a personas sin recursos a través de comedores sociales y asociaciones en barrios como Cuesta Piedra y García Escámez de Santa Cruz de Tenerife.

 

Su vida no está exenta de sufrimientos y sacrificios, pero eso no le ha impedido dedicarse a cuidar de otros que, según ella, están más necesitados. Su tremenda fortaleza no la deja mostrarse emocionada cuando habla de cómo ha luchado por acompañar a enfermos para hacerles más llevadera su estancia en los hospitales; cómo acoge a presos que deben realizar trabajos sociales y los dignifica, haciéndoles ver que son dignos de ser respetados, porque todos tenemos derecho a una segunda oportunidad.

Asegura que no teme a nada, según sus palabras, el miedo nos paraliza y no nos deja tomar decisiones. Se define como una mujer con mucho desparpajo y temperamento. Gracias a sus forma de ser ha conseguido que miles de familias no pasen hambre y tengan cubiertas muchas necesidades básicas.

En las paredes del salón de la Asociación de Vecinos San Fernando Rey de García Escámez, donde África pasa la mayor parte de su tiempo dirigiendo a un numeroso grupo de voluntarios, cuelgan infinidad de cuadros cuyas imágenes muestran los diversos reconocimientos que ha recibido a lo largo de su trayectoria solidaria; uno especialmente emotivo para ella y que le entregó el Rey de España en junio de 2015: la Medalla al Mérito Civil.

Los viernes son los días más ajetreados en la asociación, es el día de reparto de comida. Cientos de personas hacen cola para recibir su bolsa con los alimentos que África ha podido conseguir para ellos. Algunos hasta pasan la noche haciendo cola y pueden llegar a atender a más de 300 personas. África asegura que son más de 3.000 las que pasan por las instalaciones. Familias con hasta 9 y 12 miembros llegan a depender de las donaciones de la asociación para subsistir.

Se siente orgullosa de su labor y de los resultados. Una de sus metas para continuar con ella es conseguir que nadie le diga “no”, sino que todos colaboren con su causa, y cuenta que, en ese sentido, no hay quien pueda con ella porque, la perseverancia es otra de sus virtudes.

Cuenta que ha vivido con intensidad toda su vida, a pesar de las piedras que se ha encontrado en el camino, por ese miedo que le ha perdido a todo. Le gusta decir que no tiene pelos en la lengua y que la libertad de hacer lo que quiere, es su mayor tesoro.

 

 

Comentarios

comentarios