Si eres de las que con un compañero o compañera te sientes más motivada para ejercitar tu cuerpo o probar nuevos estilos de vida, te presentamos el acroyoga, una combinación de yoga, acrobacias y masaje tailandés que puede cambiar tu vida.

El éxito del acroyoga está en mantener juntos la estabilidad para realizar todas las posiciones o “asanas” propias del yoga. Durante el ejercicio, las acrobacias y el contacto a través del masaje tailandés hacen que esta fusión sea divertida.

Al igual que el “ultimate”, el espíritu de grupo también es uno de los principios del acroyoga. Sus creadores, Jason Nemer y Jenny Sauer-Klein lo dieron a conocer en el año 2003, y hoy es una de las alternativas que te da flexibilidad y tonifica tu cuerpo en un ambiente acrobático y terapéutico que puede ser practicado bajo techo o al aire libre.

No te asustes si no eres experta en acrobacia o eres de las que no alcanza a tocar la punta de tus pies sin flexionar las rodillas. El acroyoga es para todo el mundo y todos los que tengan experiencia te ayudarán. Este es un ejercicio que acepta diferentes estaturas, contexturas, limitaciones y habilidades, convirtiéndose en una práctica grupal con técnicas que se aplican individualmente.

Para practicarlo solo necesitas tu disponibilidad de confiar, divertirte y comunicarte con tu pareja, trío o grupo.

Fuente: Salud180

Comentarios

comentarios