Xiomara Méndez: “Creo en la calidad sin género”

0
100

Xiomara Méndez: “Creo en la calidad sin género”

Trabajadora Social, eterna apasionada del mundo del empleo y de los recursos humanos, Xiomara Méndez fue galardonada en la I Edición de los Premios Más Mujer con el Premio Mujer y Solidaridad 2016 por su trabajo altruista en su blog Enbuscade.org.

Xiomara habla desde la conciencia social que le circula por las venas y desde la solidaridad que verbaliza en todas y cada una de sus frases. Carismática, con una simpatía digna de ser imitada y con ese halo entre conciliador y luchador característico de los grandes, Xiomara es todo un ejemplo de mujer guerrera desde la conciliación y sin conflictos.

¿En qué momento de su vida toma la decisión de dedicarse a la labor social?
La verdad es que siempre me ha gustado la comunicación, el periodismo, quizás diría contar historias, crear contenidos o hablarle a la gente, y luego, por otro lado, he tenido una motivación social siempre, la labor social siempre me ha llamado. Cuando me tocó decidir qué estudiar me llamó mucho el trabajo social, pero, más tarde, descubrí que lo que me apasiona realmente es el empleo, es decir, de todas las diferentes temáticas que puedes abordar con un trabajo social, a mí lo que siempre me ha gustado es el empleo y o el desempleo. Me gusta orientar al empleo y ayudar a las personas que, dado que llevan tiempo desempleadas, quedan un poco en desamparo. Así llegué al trabajo social, buscando una salida que no tenía muy clara, ya que llegas a la universidad muy joven o poco madura para saber a lo que te quieres dedicar. Con el paso del tiempo y la experiencia profesional descubrí que el trabajo social no era lo que me apasionaba, sino el empleo.

¿Qué tenía el empleo, dentro de su labor como trabajadora social, que no tuviesen otras vertientes de su trabajo para atraerle tanto?
Quizás que lo viví en primera persona. Cuando sales de la universidad tienes la creencia de que te vas a comer el mundo, y es mentira. Sales con una titulación debajo del brazo y tienes que dedicarte al propio proceso de búsqueda activa de empleo. Estuve desempleada aproximadamente un año y medio y viví en mi propia carne lo que son los recursos de empleo, como te trata la administración pública, etcétera. Descubrí que me apasionaba ese mundo y que el mundo que existía no me gustaba. Ahí nace Enbuscade.org, que es la respuesta que doy a un entorno que no me gustaba dentro de mi propia búsqueda activa de empleo.

¿De qué se trata Enbuscade.org? ¿Qué edad cronológica tiene?
Nació en octubre de 2008 como un blog que difundía oportunidades formativas y laborales para recién titulados universitarios en la isla de Tenerife. Con el paso del tiempo y al ser época de crisis, nos buscaban muchos desempleados de larga duración con otros perfiles de edad y curriculares. En 2010 dimos el salto a toda Canarias. Enbuscade.org es una iniciativa que difunde oportunidades formativas y laborales para toda Canarias con un marcado acento social, con una labor altruista y voluntaria, donde ni las empresas que ofrecen empleo abonan un importe y donde las personas que buscan empleo tampoco tienen que abonar nada. Digamos que somos personas que trabajamos dentro de una iniciativa para poner en contacto a empresas que generan empleo con personas que buscan oportunidades.

¿Cuántas visitas mensuales recibe Enbuscade.org?
Sobre las 100000 visitas mensuales. Es un blog que se apoya mucho en redes sociales, tenemos una presencia muy activa tanto en Facebook como en Twitter. Nuestra casa es el blog, difundimos muchísimo, somos muy activos, creo que es algo por lo que la propia comunidad nos valora y nos premia con sus visitas.

Enbuscade.org es un blog altruista. Aún así, ¿hay gente trabajando en él?
No, todos somos voluntarios.

¿Cuál es el tanto por ciento de éxito de su blog?
Me gustaría decírtelo, pero no lo sé, es la gran incógnita. Tengo muchos emails de personas que nos agradecen la oportunidad y así un sin fin de mensajes, pero no sé cuantificarlo, ya que no somos un portal de empleo al uso como, por ejemplo, Infojobs. Nosotros no llevamos un registro ni de visitas ni de a qué ofertas se postulan los que nos visitan, simplemente difundimos, en ningún caso gestionamos las ofertas de empleo, eso lo hacen las empresas, no nosotros. En Enbuscade.org siempre hemos defendido que la búsqueda activa de empleo se basa en la igualdad de oportunidades y en el mérito y la capacidad de llegar a un puesto, no existe ningún trato de favor ni mucho menos. A través de Enbuscade.org han conseguido empleo muchísimas personas, nos enteramos por parte de las empresas, ya que nos informan de los puestos que ya están cubiertos y nos agradecen por ello.

¿Y el secreto de su éxito?
La cercanía con la que escribimos. La gente no siente que hay un algoritmo detrás, sino que hay una persona que redacta la oferta y que te da los buenos días o las buenas tardes y, sin lugar a dudas, el trabajo constante. Durante ocho años de vida no hemos dejado de difundir ni un solo día, festivos inclusive. Al final, con el tema de la crisis la gente ha penalizado mucho la labor de las administraciones públicas, nosotros somos una mano amiga que solo busca ayudar y facilitar el camino hacia el empleo.

Si no dejan de difundir ningún día del año, deduzco que en Canarias sí existe empleo, pero hay que saber buscarlo…
Durante la época de crisis la cosa estuvo muy difícil. Invertíamos muchas horas en la labor de prospección y en busca de oportunidades, no siempre era empleo, nos leíamos diariamente los boletines oficiales en búsqueda de empleos públicos para que las personas pudieran postularse, publicábamos becas de formación y prácticas en empresas con remuneración y, en medio de la crisis, empezamos a ver muchísimos puestos de comerciales, las empresas lo estaban pasando mal y necesitaban vender. Y vimos cómo desaparecían ofertas de puestos de la noche a la mañana. Lo que ha pasado es que Enbuscade.org es ya tan conocido que ya no hacemos labores de prospección. Afortunadamente, hace un año, notamos una recuperación económica muy real, no tanto en lo que a cantidad de ofertas laborales que podamos recibir sino, sobre todo, en la tipología de puestos.

Dentro del mundo en el que se mueve, el de los recursos humanos, ¿ha notado en alguna ocasión el machismo?
No de una forma directa, pero creo que todos somos conscientes de ciertos techos de cristal. En mi etapa universitaria admiraba a muchísimas profesoras, siempre me hacía la pregunta de por qué no eran decanas o rectoras. A medida que he ido trabajando, he tenido la suerte de haber estado en empresas en las que, al final, lo que contaba era el trabajo, pero sí que es verdad que en muchos sitios ves ese techo de cristal, tanto en administración pública en puestos altos como en la universidad, que es el caso que he comentado.

Desde su punto de vista, ¿cómo se debe combatir ese machismo con el que convivimos a diario?
Aplicando justicia. En los procesos de selección, en los que he podido formar parte a lo largo de mi vida profesional, creo que hay un perfil a cubrir y una serie de currículums que aportan una serie de titulaciones académicas y/o de experiencias. Yo me baso, simplemente, en valorar al candidato o candidata a través de una criba curricular y de una interpretación. Quiero pensar que todos los procesos de selección son como te los estoy contando, pero seguro que no lo son. Existen sectores en los que la presencia de mujeres no existe y quizás ahí es donde hay que poner el foco. Quiero pensar que todo el mundo es valorado por su trabajo y por sus habilidades y seguiré luchando, desde mi día a día, para que así sea.

En base a su experiencia, ¿existe una mayor oferta laboral para los hombres que para las mujeres?
No, y con eso también hemos tenido bastante dilema. Nosotros lo que hacemos es difundir ofertas laborales que nos transmiten las empresas o que nosotros hemos realizado una labor de búsqueda y la difundimos. Las empresas, en muchas ocasiones, difunden ofertas sexistas, eso es una realidad. Por ejemplo, buscan un abogado o una enfermera, por un lado o por el otro. En un primer momento me planteé el debate de si debíamos publicar la oferta tal cual nos la enviaba la empresa. Desarrollando la empatía hacia las personas que buscan empleo, es muy duro ver que remites un currículum, que te postulas a cualquier puesto que salga, y que tu teléfono nunca suena, y no lo hace porque, independientemente de que yo ponga en la oferta de empleo “el abogado /a”, si el empresario quiere a un hombre hará la discriminación más tarde. En mi labor de que las oportunidades llegaran a todo el mundo y de no generar falsas expectativas en nadie cuando publico una oferta, decidí que las ofertas no tenían ningún tipo de género y las publico así, es decir, abogado/a o enfermera/o, lo remita la empresa así o no, me da igual. Siento que de esa manera genero conciencia o sensibilizo. Al final, todas nos enfrentamos, desde nuestros puestos, a muchos debates internos sobre cómo afrontar este tipo de cosas en las que no crees en absoluto, ni las respetas, pero, al final, siempre hay una doble cara de la moneda.

Por lo tanto, a la hora de seleccionar personal, ¿cree en la paridad o en la calidad sin género?
Creo en la calidad sin género totalmente. Las mujeres no estamos para cumplimentar una cuota, la cuota de la paridad. Creo que en muchos procesos habrá muchas mujeres que por su calidad sean tan buenas que probablemente puedan estar en mayor número que los hombres. Creo en la calidad del candidato y ya está. La paridad crea una imagen que visualiza, conciencia y es necesaria; como medida positiva la aplaudo, pero lo ideal, para mí, es que se tenga en cuenta la valía de las personas, independientemente de que sean hombres o mujeres.

¿En la empresa para la que trabaja existe igualdad salarial?
Sí, hay un convenio colectivo por el cual nos regimos que es el de grandes almacenes y, obviamente, cobra lo mismo un vendedor que una vendedora.

¿La conciliación familiar existe?
Creo que esa es otra batalla que hay que luchar y que ganar. A día de hoy las medidas de conciliación no son suficientes. Por ejemplo, una reducción de jornada laboral, con carácter general, siguen solicitándola las mujeres. Puede que sea por una decisión en total libertad entre la pareja, en ese caso no hay nada que alegar, pero me preocupa cuando no sea en términos de libertad sino de que siga estando mal visto que un hombre solicite una reducción de jornada. No somos súper mujeres ni tenemos que serlo, tenemos que tener las mismas oportunidades para acceder a, valga la redundancia, lo mismo.
¿En Canarias estamos sobradamente preparados para ejercer puestos de responsabilidad?
Con carácter general, nuestra asignatura pendiente son los idiomas, teniendo en cuenta que el sector que mueve aquí todo es el Turismo. Aún así, en líneas generales, creo que sí estamos preparados para asumir roles y puestos directivos y que, muchas veces, lo que nos penaliza son los idiomas.

Fue galardonada con el Premio Más Mujer Solidaridad 2016 por su blog Enbuscade.org. ¿Cuáles han sido las consecuencias de ello?
En mi caso, desarrollando una labor social, todos los premios se traducen en difusión y en visibilidad, eso siempre es ayuda. También conocí a mujeres increíbles en otras áreas, como Teresa Giraldez u otras grandes mujeres galardonadas esa noche, y es importante ver que todas, desde nuestras realidades, libramos pequeñas batallas individuales. Fue un honor representar Mujer y Solidaridad, creo que la temática es preciosa, pero te voy a ser sincera, reconozco que me hizo mayor ilusión ver en el escenario premios en los que se vinculaba a la mujer con la ciencia o con el deporte, ya que son espacios en los que, generalmente, no vemos a mujeres y es una forma de visibilizarlo.

¿Cómo ve a la mujer del siglo XXI?
Fuerte, muy fuerte.

Por: Ale Hernández

 

Comentarios

comentarios