Quemar en la hoguera nuestros deseos escritos en un papel.
Quemar en la hoguera nuestros deseos escritos en un papel.

Muchos rituales y tradiciones son los protagonistas en la Noche de San Juan, una noche especial, en la cual se abre una puerta que nos introduce al conocimiento del futuro y a las dimensiones mágicas de la realidad, siendo además la noche más corta del año, la noche del solsticio de verano. Una noche donde el fuego se convierte en el protagonista principal, como elemento mágico y purificador.
En esta noche de San Juan, se encienden hogueras, en las cuales se queman todos aquellos recuerdos materiales que queremos olvidar, de los que el fuego nos libera y purifica. Además es costumbre saltar la hoguera ya que nuestros ancestros decían que dicho acto nos traerían buena suerte y salud durante los doce siguientes meses del año. Quemar en la misma hoguera a medianoche un papel con los deseos escritos para que se cumplan y purificarse en un baño en el agua del mar, a partir de la media noche son otras de las costumbres más habituales de esta mágica madrugada.

Antes de comentar algunos de los rituales que nuestros antepasados nos dejaron en herencia, conviene aclarar que es un ritual.
Muchas personas asocian ritual con algo prohibido, oscuro, nada más lejos de la realidad.
Ritual es una serie de ritos o acciones, principalmente realizados por su valor simbólico. Los rituales siempre responden, bien sean por razones cotidianas o místicas, a la petición de una necesidad.
Dicho esto y deseándoles pasen la noche más linda y mágica de San Juan, les comento a continuación algunos de estos rituales, (hagámoslos con fe).

1- Para conocer como nos irá en temas económicos, antes de irnos a dormir la noche de San Juan, tiramos debajo de nuestra cama tres papas, una pelada, otra a medio pelar y otra sin pelar. Cuando despertemos al día siguiente, sin levantarnos de la cama, metemos la mano debajo de la misma y cogemos una de las papas.
Si sale la pelada, tendremos problemas económicos en el año siguiente.
Si sale la que está medio pelada, tendremos altibajos económicos a lo largo del año.
Si sale la que está sin pelar, tendremos solvencia económica en ése próximo año.

2- Al llegar las doce de la noche del día 23, nos concentraremos en ese problema que nos preocupa y pensando en ello pondremos dentro de un vaso de agua la clara de un huevo y lo dejaremos a la luz de la luna, no importa que no veamos la luna, toda la noche, a la mañana siguiente observaremos la forma o figura que ha formado la clara y obtendremos respuesta a aquello en lo que nos concentramos.

3- Si tenemos pareja y nos sentimos inseguros, cogeremos un plato hondo, preferiblemente blanco, y le pondremos un poco de agua, en ese agua echaremos dos agujas, si a la mañana siguiente las agujas están unidas significa que esa pareja te conviene, si por el contrario están distanciadas probablemente esa persona no sea ideal para ti.

4- Si tenemos la suerte de tener más de una persona que nos interesa sentimentalmente y a quien creemos poder interesar, anotaremos en un papelito blanco cada nombre (utilizaremos un papelito por persona), los doblaremos varias veces hasta que queden completamente cerrados, los introduciremos en un bol o plato hondo, preferiblemente blanco, con agua y los colocaremos debajo de nuestra cama. A la mañana siguiente sorprendentemente veremos abierto completamente el papelito con el nombre de esa persona que puede llegar a ser nuestra pareja.

Un consejo queridos amigos, sería conveniente que cualquier ritual de los que hemos ofrecido en este espacio lo realizáramos vestidos completamente de blanco, incluso cuando nos vayamos a la cama a dormir también hacerlo de blanco, como símbolo de pureza y purificación.

Mucha Suerte amigos!

Recuerda que “El poder está en tu mente”.

MARIAM

Comentarios

comentarios