María Name: “Me gusta transformar a la gente, despedir lo hace cualquiera”

0
414
María Name - Fotografía Rubén De Cándido

María Name: “Me gusta transformar a la gente, despedir lo hace cualquiera”

Sumergirse en el universo de Tenerife Shipyards es estar como en casa. Desde su CEO, Jonathan Pérez, pasando por Jhon Nestares, hasta el último de sus trabajadores conforman una gran familia que rema, unida, en una misma dirección, el dique flotante por y para el beneficio de la población chicharrera.

Entre esta gran familia me encuentro con el alma y la pasión de la misma, personificada. María Name, directora del departamento de RRHH de la empresa. Carismática, impulsiva, pasional, trabajadora incansable y con la capa y la espada en alto para defender a la industria naval en Tenerife. Sin lugar a duda alguna, María Name, es Más Mujer.

¿Quién es María Name? Estudié psicología, porque siempre estuve interesada en los procesos de las personas y, sobre todo, porque me gusta mucho ayudar a la gente. Como estar en un despacho me parecía demasiado estático, soy una mujer muy activa, decidí dedicarme al comercio y, parte de mi carrera profesional la he dedicado a los RRHH, concretamente, en el sector textil y cosmético. Estuve a cargo de dos multinacionales, a nivel regional, llevando todas las contrataciones, motivando al personal y haciendo cursos. Soy una mujer muy cercana, muy guerrera y muy luchadora. Me gusta trabajar muy duro y ver a gente, a mi lado, que trabaja como yo. 

Dedicando tanto tiempo a su labor profesional. ¿Ha conseguido la conciliación familiar? Te voy a ser sincera, mi hijo se llama Lucas, ahora tiene nueve años, supongo que tuve que ser madre por naturaleza, pero mi autorrealización personal pasa por mi profesión. ¿Conciliación familiar? Hay tiempo para todo, me siento mejor, y no por ello soy menos madre trabajando y me siento más realizada en el frente de batalla que estando en casa cuidando de mi hijo, porque siento que ni aporto ni me aporta demasiado y, con todo esto, no me siento menos madre porque mi hijo, evidentemente, es lo primero y es un gran motor. Para la conciliación familiar también está mi marido, es una parte más del eslabón y entre todos nos apoyamos. El mejor ejemplo que le puedo dar a mi hijo, es enseñarle lo que hago con tanto amor y pasión. En la vida nadie te regala nada, tienes que trabajar y si lo haces en lo que te gusta, mucho mejor.

En base a que el feminismo lucha por y para la igualdad real. ¿Es usted feminista? En base a ello, sí. Tanto los hombres como las mujeres estamos preparados para hacer cualquier cosa. Las mujeres proyectamos a largo plazo, en cambio, los hombres, trabajan a corto plazo. Hay una diferencia, que no es mejor ni peor, tenemos que convivir y lo hacemos muy bien. En ciertas cosas somos iguales, pero en otras somos diferentes. Las mujeres somos más constantes, más “hormiguitas” y pensamos más en el futuro. Al final, la mano que mece la cuna es la mano que domina el mundo. Todos venimos de mujeres y eso se te queda.

¿Qué le resulta más fácil, trabajar con hombres o con mujeres? Con hombres, siempre he trabajado más con hombres que con mujeres. Se me hace un poco más complicado trabajar con mujeres por el tema de la envidia. Normalmente, he tenido cargos directivos, que me han costado mucho sacrificio, nadie me ha regalado nada. Trabajar con hombres es más fácil porque ellos van a currar y a nada más, las mujeres somos más competitivas entre nosotras y, a veces, me he encontrado con el tema de la envidia. Es un obstáculo que desde que me conocen un poco y ven como las ayudo y fomento el trabajo en equipo, enseguida se subsana.

¿Cómo llega a Tenerife Shipyards? Llegué por error. En la anterior empresa, en la que estuve trabajando, las cosas, económicamente hablando, no le iban al CEO y un buen día me comentó que no me podía pagar, fue muy honrado. Llegamos a un acuerdo y, aún así, yo le seguía ayudando, porque me apetecía, desde casa sin ánimo de lucro alguno. Estuve durante unos veinte días en casa y un buen día vi una oferta en Linkedin de un astillero que buscaba un técnico en RRHH, me vi identificada en dicha oferta y me postulé. Llamé a un amigo, que trabaja en Fred Olsen, y le pregunté si conocía a tal astillero en Santa Cruz de Tenerife.

Él investigó al respecto y me dijo que había un astillero por el monumento de las olas y que se llamaba Tenerife Shipyards. Cogí mi coche y me puse en el monumento de las olas, vi una puerta, sabía que había cámaras grabando y me puse a hacer muecas para que alguien saliera a mi encuentro. Nadie vino. Eso fue un viernes, el domingo me metí en la web de Tenerife Shipyards y envié mi CV, aunque yo ya me hubiese postulado vía Linkedin. El martes me llamaron para una entrevista y empecé al día siguiente a trabajar aquí.

Cuando llevaba unos veinte días en la empresa, le dije a mi compañera Angélica que teníamos que cambiar las coordenadas del Linkedin porque no eran las correctas, cuando Angélica miró dicha oferta, se dio cuenta de que el astillero en el cual me había postulado estaba en Colombia. Ellos no estaban buscando a ningún técnico de RRHH, Angélica leyó mi CV, le gustó y me llamó. El destino me trajo a Tenerife Shipyards.

 ¿Cuál es su labor dentro de Tenerife Shipyards? Llevo la dirección del departamento de RRHH, tanto de Tenerife Shipyards como de Hidramar. Donde brillo, porque es lo que más me gusta y lo que hago con más pasión, es reclutando a gente y transformando. Me gusta transformar a la gente, despedir lo hace cualquiera.

¿Cuál es la función de Tenerife Shipyards? Tenerife Shipyards se dedica a la reparación naval. Nos dedicamos a arreglar todo lo que flote, barcos, plataformas petrolíferas, todo lo que flote lo arreglamos, esa es nuestra función.

Cuando un chicharrero se baña, por ejemplo, en la playa de Las Teresitas observa sendos petroleros y plataformas petrolíferas asociándolas con el mismísimo demonio. Son muchas las personas que piensan que dichas embarcaciones contaminan la fauna marina y, también, que son perjudiciales para la salud. ¿De qué manera podría explicar y demostrar que no es cierto? Entiendo lo que me estás diciendo, ya que yo misma lo pensaba antes de entrar en Tenerife Shipyards. Cuando entras aquí y ves realmente cómo se trabaja, con los máximos estándares de calidad y medioambiente, rigurosamente al milímetro. Nosotros nos enfrentamos a auditorías mensuales, todo se vigila con lupa. Aquí no sale ni una sola gota de aceite. Las plataformas petrolíferas vienen aquí a repararse, no a extraer petróleo. No manchan absolutamente nada.

¿Cuántos puestos de trabajo está generando, actualmente, Tenerife Shipyards? Somos 85 personas en plantilla, pero cuando vienen buques y, o plataformas petrolíferas, llegamos a ser hasta 500 personas trabajando aquí. El buque viene para ser reparado en un tiempo determinado, por ejemplo 45 días de ejecución, el armador elige dónde se quiere instalar, quién se lo deja al mejor precio razonable y quién se lo repara en el menor tiempo posible. Nosotros nos comprometemos en entregar el trabajo de 40 a 45 días, se hacen turnos diurnos y nocturnos, hemos llegado a tener picos de contratación de hasta 500 empleos directos.

¿En qué favorece, al factor socioeconómico de Santa Cruz de Tenerife, una empresa como Tenerife Shipyards? Favorece desde al sector servicios, hasta el del transporte y, sobre todo, oferta empleo indefinidos. Aquí se puede llegar hasta donde se quiera llegar, aquí no hay techo. De hecho, la mayoría de los ingenieros seniors que tenemos, empezaron siendo ingenieros júniors, nosotros les hemos enseñado todo y, en la actualidad, son los responsables de proyectos de envergadura.

¿Qué es el dique flotante y en qué beneficiaría a Santa Cruz?  Cuando llega a Tenerife nuestro CEO, Jonathan Pérez, se le propone hacer un astillero y un dique flotante. Jonathan invierte 7 millones de euros para montar toda esta estructura, que estás viendo, y la segunda parte de dicho proyecto es el dique flotante. Para definirlo en términos coloquiales, el dique flotante es un artefacto, similar a un barco, que recoge a otra embarcación la levanta del agua, la introduce dentro de su propio taller y, de ese modo, se pueden hacer reparaciones en seco. El dique genera muchos puestos de trabajo estables. Mientras, en la actualidad, estamos creando puestos de trabajo de obra y servicio, con el dique se transformarían en indefinidos y eso daria muchísima estabilidad a la población de Santa Cruz de Tenerife.

Con dicho beneficio, por y para la población chicharrera. ¿Por qué no está instalado? El dique es privado 100% e, incluso, está preaprobado, pero no lo podemos traer hasta que no estén todas las concesiones firmadas. Desde la autoridad portuaria hay personas que no están a favor de que el dique flotante venga para Tenerife Shipyards. Don Pedro Suárez, presidente de la autoridad portuaria, ha entendido lo que significa el dique, él está totalmente a favor y nos apoya, él trabaja sin descanso para que esto salga. Dicho esto, existe alguien en la autoridad portuaria que está totalmente en contra de que venga el dique. Esto ya nos ha empezado a mosquear, no pedimos ni un solo céntimo, solo pedimos que nos dejen trabajar. Esto que es tan obvio, que va a dar tantísimo trabajo indefinido que, aún así, haya un señor encargado de trabar la maquinaria para no darnos la concesión del dique. Aquí pasa algo raro. No nos vamos a quedar con los brazos cruzados, el dique va a venir, vamos a llegar hasta el final.

Es un tanto contradictorio que el presidente de la autoridad portuaria esté a favor del dique y uno de sus subordinados no lo esté y bloquee la concesión del mismo. ¿Ejerce más poder un subordinado que un presidente?  Yo entiendo que no, lo que pasa es que don Pedro Suárez no conocía el tema y él mismo ha reconocido, a viva voz, que le han estado engañando y tomando el pelo al respecto. Cuando nosotros le hemos demostrado, tanto con planos de ingeniería, como con datos y pruebas, qué es lo que supone tener el dique aquí es cuando ha sabido la verdad sobre ello. La reparación naval, en Canarias, por una empresa con sede en Las Palmas de Gran Canaria. Están fomentando un pleito insular que no debería existir, hay trabajo para todos. Canarias está en un lugar estratégico en el mapa por el cual pasan cinco veces más barcos que por el canal de Panamá.

 

María Name – Fotografía Rubén De Cándido

 

¿Qué es el agua de lastre?El agua o aguas de lastre se utilizan en barcos de casi todos los tamaños desde el siglo XIX para estabilizar la embarcación. Un barco debe estabilizarse porque el peso no está repartido de forma uniforme, además la carga de la embarcación puede disponerse de forma irregular y variar en cada trayecto en peso y tamaño.

Las aguas de lastre se almacenan en compartimentos para el agua que se distribuyen en cada trayecto para compensar el peso del barco y las cargas que transporta, al obtenerse del mar, o en su caso de ríos, son un recurso muy económico que permite estabilizar desde grandes buques a pequeños barcos pesqueros y yates.

 ¿Por qué es importante la gestión de aguas de lastre? Cuando se coge agua del mar para equilibrar el barco, con ella arrastramos una gran cantidad de pequeños organismos que pertenecen a un determinado ecosistema, cuando el barco llega a un nuevo puerto, si descarga el agua de lastre, estará contaminando las aguas del puerto o lugar de atraque con microorganismos que no pertenecen a ese lugar.

Las especies acuáticas invasivas representan una gran amenaza para los ecosistemas marinos, y se ha determinado que el transporte marítimo constituye una importante vía para la introducción de especies en nuevos entornos.

 ¿Cuántos puestos de trabajo indefinidos generaría en Santa Cruz de Tenerife, la implantación del dique flotante? Para empezar generaría 1000 puestos de trabajo directos e indefinidos. Geográficamente estamos muy bien situados, aquí el tiempo acompaña. Sin el dique perdemos tanto nosotros como Santa Cruz.

¿María Names es una mujer 24/7? ¡Sí! Todos los que trabajamos aquí lo somos. Si suena el teléfono a las tres de la madrugada y hay que contratar, porque urge más mano de obra, se hace.

 ¿Quién es el pilar de la empresa para que, cuando se entra en la misma, se respire ambiente familiar por los cuatro costados? Esto es una familia, aquí no existe la jerarquía, lo que hay son líderes y ellos están para sustentar el equipo. Yo estoy en la base de mi equipo, lo sustento, lo guío y lo felicito. El sector naval es duro, hay que motivar a la gente. En mi despacho, en lugar de haber miles de archivos, lo que hay son chocolatinas, caramelos, galletas, etc. Por lo tanto, cuando encuentro a alguien que está un tanto decaído, le ofrezco un café y alguna chocolatina o algún dulce.

Esto es una familia con mucho corazón, les gusta trabajar porque se sienten personas, no son números. No nos olvidemos de nuestro pilar fundamental, nuestro CEO, Jonathan Pérez es un hombre incansable, lo miras a los ojos y te das cuenta de que estás ante un gran empresario que nunca para su máquina. Tiene una mirada inquieta, siempre quiere más. A la gente la trata con muchísimo cariño, lo único que quiere es que todo salga bien y que su gente esté cómoda y segura. Esta empresa es la única que he conocido en la que se reparten dividendos con los empleados. Aquí, el que entra, no se quiere marchar. Somos una gran familia, somos muy empáticos.

A colación de sus palabras, Tenerife Shipyards es bueno para Santa Cruz. Tenerife Shipyards es muy bueno para Santa Cruz, tanto por la inyección de capital que aporta a la ciudad como por los puestos de trabajos indefinidos que genera. Para trabajar con nosotros tienes que tener formación, en el caso de ser personal cualificado, dominar el idioma Inglés, tener actitud, ser noble y buena persona. Todo lo demás ya viene solo. Todo esto, para Santa Cruz, es muy bueno.

Cambiemos de tercio. A lo largo de su carrera profesional, ¿ha sufrido el machismo?  Alguna vez me ha ocurrido, por parte del típico carca obsoleto que, por el hecho de ser una mujer, no te valora. Ante el machismo, le doy la vuelta a la “tortilla”, le bailas el agua, te vacilas de ese tipo de carcas y consigues tus objetivos. Este tipo de gente cada vez se están quedando más aislados, se están extinguiendo.

¿Cuáles son, bajo su criterio personal, los tres requisitos fundamentales que debe tener un buen profesional? Ser buena persona, serlo y parecerlo, tener muy buena actitud y empuje.

¿Cuál es su sueño recurrente? El dique flotante para dar trabajo.

 

Por Ale Hernández

Comentarios

comentarios