Foto: Google
Foto: Google

Ahora, en manicura, las uñas dan un paso atrás dejando el protagonismo a las cutículas.

El “nail art” es una mezcla entre manicura y arte donde se utilizan muchos colores, pinceles muy finos y pequeños adornos que dan un toque original y personal a nuestras uñas. Si el cuidado de las uñas ha sido siempre un símbolo de estatus, no lo es menos ahora, que se ha convertido en la manera de mostrar la vena artística de muchas de nosotras, máxime cuando se ha puesto de moda una explosión de color y dibujos imposibles. En internet podemos ver infinidad de tutoriales que se atreven a incluir encajes o motivos muy, muy frikis.

Evidentemente este movimiento ha promovido que la industria de productos para uñas haya crecido de una manera insospechada durante los años 2011 y 2012, aunque en el 2013 parece que va perdiendo fuelle. Sin embargo, y en medio de una infinidad de tonalidades de colores, las fans de la manicura han encontrado una nueva manera de salirse con la suya, el “cuticle tattoo”, que centra toda su atención en las cutículas decorándolas con diferentes motivos.

Foto: Google
Foto: Google

No será necesario someterse a las agujas tatuadoras para lucirlos, simplemente se pueden comprar por internet, y son calcomanías que solo requieren ser adheridas con agua a la cutícula. Efectivamente, son las clásicas calcomanías que todos usamos en alguna ocasión cuando fuimos niños. Esta tendencia, que cuando menos nos parece original, está causando furor en Instagram. Ahora solo queda que nos atrevamos a llevarla, seguro que sí!!!

@MMujerCanarias

Comentarios

comentarios