José Manuel Bermúdez: “La figura del abusador me puede hacer perder los nervios”

 

La mañana lucía soleada y el parque García Sanabria invitaba a sentarse a admirar su belleza. Puntual a la cita, José Manuel Bermúdez apareció móvil en mano y sonrisa perenne. Durante la sesión fotográfica, Bermúdez volvió a ponerse “el traje de alcalde” para atender a dos ciudadanas que le pedían ayuda social.

 

 

Una infusión de menta poleo con una cubito de hielo fue el tentempié de Bermúdez para soportar el calor que acompañaba. Conversador nato, con ese cierto halo de misterio que le gusta dejar entrever, poseedor de una seguridad en sí mismo cual David frente al Goliat de turno y siendo consciente de que los cargos van de la mano con sus cargas, José Manuel Bermúdez, dejó al personaje en la alcaldía para dar rienda suelta a la persona en el Strasse Park.

 

¿Cómo le llamo, José Manuel, Jose, Pepe, Pepito, alcalde…?

-“Todos mis amigos me llaman Jose, y me gusta”.

 

Nació en Las Palmas…

“Sí, te lo explico…mi madre es canariona y mi padre es chicharrero, nací en Las Palmas porque mi madre era muy joven cuando me trajo al mundo y prefirió estar al lado de su familia en ese momento. Aún así a la semana de nacer me trajeron a Tenerife y me crié en Valleseco. Jamás he vivido en otra ciudad que no sea Santa Cruz, soy chicharrero por los cuatro costados”.

 

Lleva a Santa Cruz en las venas…

-“Sí, siento muchísimo a Santa Cruz. Tengo muchísimos rincones de mi ciudad en los que he pasado muchos momentos de mi vida, desde el rincón del García Sanabria donde, con 16 años, le di mi primer beso a una chica que me gustaba mucho hasta el sitio por donde me dejaron salir mis padres en mis primeros carnavales. Esta ciudad forma parte de mi vida”.

 

¿Viviría fuera de Santa Cruz?

-“No lo creo, salvo que fuese por un motivo de fuerza mayor, viviré y moriré en Santa Cruz”.

 

¿Cómo recuerda, parafraseando el título de una famosa canción de Julio Iglesias, su cambio de “niño a hombre”?

-“Vivíamos en Valleseco y mis padres decidieron comprar un piso en la Avenida de Venezuela, para que mi hermano y yo estuviésemos cerca de los institutos. En el Instituto fue en donde me hice adolescente. Mi adolescencia la pasé estudiando y con mis amigos, hablando de fútbol, de mujeres y a veces de política, en la calle de Sol a Sol”.

 

¿Era usted un “chico bueno”?

-“Nunca me he metido en demasiados problemas, siempre he sido bastante responsable, aunque como a la mayoría de la gente me han pasado cosas. Como te dije me dedicaba a estudiar y a estar con mis amigos. Me encantaba hacer playback del grupo Kiss. Era un chico sano, siempre me ha gustado la actividad física y el deporte”.

 

¿Le hubiera gustado  formar parte de un grupo musical?

-“Mi hubiera gustado saber tocar un instrumento. No tuve tiempo para ello, Hoy me arrepiento de no haberlo hecho”.

 

¿En qué momento decidió a lo que se quería dedicar profesionalmente?

-“Yo quería ser periodista, pero el periodismo en aquella época se estudiaba en la península. En mi casa sólo entraba el sueldo de mi padre, que era profesor de instituto y no podían costear pagarme una carrera fuera de la isla. Mi padre me dijo que estudiase algo que se pudiese hacer aquí y elegí la carrera de Derecho. Nunca llegué a ejercer ya que, siendo muy joven, Adán Martín me ofreció estar en la lista de consejeros del Cabildo y salí elegido. A partir de ahí me he dedicado a la política”.

 

 

Foto: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

 

¿La política es una profesión o una vocación?

-“En primer lugar es una vocación. Yo entré demasiado joven, pero no me arrepiento de ello. La política, para mí ,significa poder hacer cosas. El hecho de pertenecer a un partido que ha gobernado durante tanto tiempo me ha permitido poder hacer muchas cosas. Te puedo llevar a muchos sitios que, desde que nació la idea hasta que se ejecutó la idea, salieron de mi despacho o de mi cabeza. Me gusta hacer que las cosas pasen”.

 

¿Cómo ha cambiado su concepto sobre la política desde entonces hasta esta parte?

-“Me he ido moderando con el tiempo, he ido aprendiendo a contar hasta diez y he ido mejorando mi capacidad de empatía con la gente. A día de hoy me considero mejor político que cuando entré con 25 años. No puedo obviar que a mis mejores amigos los he conocido dentro del mundo de la política. A la política le estoy muy agradecido, he conocido a mucha buena gente gracias a ella.

 

¿Conserva algún amigo de la infancia?

-“Sí, afortunadamente, sí. Tenemos un grupo de Whatsapp que nos mantiene en contacto permanente. Seguimos yendo a comer todos los 5 de Enero, que es una tradición…afortunadamente conservo muchas amistades tanto de la infancia como de mi adolescencia”.

 

¿Cómo es el día a día de Jose Bermúdez como persona, no como alcalde?

-“Es muy difícil separarlos. Mi día a día se reduce en trabajar, hacer algo de actividad física entre las 15:00 y 16:00 horas, seguir trabajando por la tarde noche y, por la noche, llegar a mi casa ver series de televisión, charlar y ver películas. Muchas veces, al menos durante una hora antes de acostarme, me gusta estar en silencio, desconectando, no oír a nada ni a nadie”.

 

¿Se suele llevar el trabajo a casa?

-“Sí, en muchas ocasiones. Atender mis redes sociales, a las cuales atiendo personalmente, requiere un trabajo y un esfuerzo e indiscutiblemente lo tengo que hacer en casa. Me mantiene cercano a la gente y eso me gusta”.

 

¿Considera que posee esa psicología necesaria para conectar con la ciudadanía?

-“Hay que ponerse en la piel del que habla y, a la par, mantener las distancias pertinentes e intentar empatizar con cada caso. Cuando entré en política veía a los políticos como a una especie de ejecutivos pero ,en la actualidad, los políticos deben de estar en la calle y deben de ser abordables y accesibles”.

 

Al fin y al cabo los políticos gobernantes son los empleados del Pueblo…

-“Efectivamente, yo lo concibo así. Eres un empleado y, a la par eres, un representante. A veces tienes que representar a los vecinos siendo su empleado. Hay que saber escuchar a la mayoría, no es fácil conciliar el interés general con el particular.”

 

¿Qué es lo que más estrés le causa?

-“La impuntualidad. Soy bastante puntual. Cuando no llego a un sitio a tiempo, por causas ajenas a mi voluntad, me estreso y me agobio muchísimo”.

 

¿Se enfada con mucha frecuencia? ¿Es usted de los que dan “el puñetazo sobre la mesa”?

-“Me enfada y me cabrea el abuso, ahí sí que pierdo los papeles. La figura del que abusa del débil me cabrea muchísimo. Tenemos abusadores de mujeres, de niños, entidades financieras que abusan de los que no pueden pagar sus letras… La figura del abusador me puede hacer perder los nervios”.

 

Foto: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

 

¿Cuál es su manera de erradicar el abuso?

-“La educación, el civismo y, sí no queda otro remedio, la fuerza de la ley”.

 

Algo que le produzca impotencia…

-“La burocracia. El problema de la burocracia es la legalidad y cumplir con la misma es lento. Si la legalidad la cambiásemos para que fuese más rápida habría menos burocracia. Causa impotencia tener el presupuesto para una obra y no lo puedes ejecutar porque el papeleo hace que pase un año y no se haya podido adjudicar dicha obra…eso me causa impotencia y no depende de mí”.

 

¿Qué le produce una sonrisa recurrente?

-“Cualquier actividad que tenga que ver con los niños en Santa Cruz siempre saca una sonrisa. Sea el programa de las actividades extraescolares en los colegios, sea el programa Distrito joven de Santa Cruz, las familias con niños a las que ayudamos…cualquier cosa que tenga que ver con niños siempre me saca una sonrisa”.

 

¿Cuál es su lugar preferido de Santa Cruz para pasear de noche?

-“Ahora mismo tengo poco tiempo para el ocio nocturno, no estoy saliendo mucho pero cuando lo hago, me gusta la zona de La Plaza de España, la Avenida de Anaga o la calle San Francisco para picar algo, la terraza del ático del NH y ya casi nunca termino la velada en la terraza Isla del Mar porque ya hasta las 3 a.m. no llego”.

 

Recuerdo que, en mi lejana adolescencia, estábamos los sábados desde las 16:00 horas en la calle, las Ramblas estaban plagadas de vida, las matinés. La juventud tenía muchos sitios en dónde divertirse. Parece que ahora sólo pueden ir un sábado o un domingo por la tarde, a la terraza de un centro comercial. ¿No se puede recuperar aquella época de ocio de matiné?

-“Todo depende de la iniciativa privada que es la que tiene que aportar. El Ayuntamiento vería con buenos ojos que “la marcha” empezara por la tarde, la recuperación es muy sana y buena. En estos momentos estamos viviendo una reactivación del sector”.

 

¿Cómo ve el rumbo que están llevando los adolescentes de Santa Cruz?

-“Yo también he sido adolescente y creo que teníamos las mismas inquietudes que la adolescencia actual. Tienen mucha oferta cultural y de ocio y desde el Ayuntamiento tenemos que hacérsela llegar. Hay que insistir en la educación en valores, que es algo que se aprende en casa y que las instituciones no pueden suplir. Estamos mejor preparados que antes pero, aún así, hace falta más educación en  valores”.

 

¿Monarquía o República?.

-“Soy de tendencia republicana, entiendo que todos los puestos gubernamentales del país deben de ser elegidas por sufragio. Aún así tengo que decir que el rey Felipe VI me ganó cuando tuvimos las riadas de 2014 e incluso, desgraciadamente, falleció una persona. El Rey fue el único ,de Gibraltar para arriba, que me llamó para preguntarme por el estado de mi ciudad y para ofrecerme su ayuda, por eso me considero Felipista”.

 

¿Se imagina a Canarias siendo independiente?

-“No, creo que el canario siente más canario que español pero, en líneas generales, no hay un sentimiento independentista. Tenemos un recorrido de cosas por conseguir y que la Constitución hay que reformarla, la España del 78 era una y la actual es otra. Creo que Canarias debe tener un encaje en la Constitución diferente a la del resto de autonomías, debemos tener nuestra propia autonomía que tiene que ser la nuestra…o es que no es diferente una comunidad autónoma, conformada por 7 islas, y que está a 2.000 km. de la Península? No tendríamos que tener las competencias en costas siendo un archipiélago? Sin embargo cada vez que tengo que hablar de algún tema de costas tengo que llamar a Madrid”.

 

¿Su bandera es la de las siete estrellas verdes…?

-“Esa es mi bandera sentimental pero también me reconozco en la bandera autonómica, en la Nacional y en la Europea. Pero mi bandera sentimental y la popular es la de las siete estrellas verdes, la llevan tanto los que son independentistas como los que no lo son. Es un símbolo popular. Yo, por encima de todo, me siento canario pero no le hago ascos a pertenecer administrativamente al Estado español. A estas alturas de la película creo que es perfectamente compatible ser canario, español y europeo”.

 

¿Cree que cierto porcentaje peninsular siguen pensando que vamos en taparrabos?

-“Hay un gran desconocimiento de Canarias a pesar que somos una de las comunidades autónomas que recibe más turismo al año. A medida que nos conozcan más nos conocerán mejor. Es una cuestión de tiempo, creo que cada vez somos mejor considerados”.

 

¿Sabe diferenciar entre el “godo” y el peninsular?

-“Sí, por supuesto, el “godo” existe. Tengo amigos peninsulares que también me lo corroboran. La figura del “godo” es aquel que viene aquí creyéndose que va a enseñar a aquellos pobres que están en África. El peninsular es aquel que viene a integrarse y a no imponer”.

 

 

Foto: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

 

¿Qué opina sobre el feminismo en la actualidad?

-“Creo en la igualdad real. Las mujeres van por buen camino, todavía no han llegado arriba pero llegarán y lo harán por valía y no por condición. Cada vez hay más igualdad, rechazo el machismo en su totalidad. Si por feminista se considera a aquella persona radical en lo que a defensa a ultranza de la igualdad real se refiere, soy feminista”.

 

¿Cree que existe una discriminación positiva, en torno al género femenino, en lo que a la ley de violencia de género actual se refiere?

-“Creo que en la aplicación de la igualdad real, a veces requiere hacer una discriminación positiva al respecto”.

 

¿Es Santa Cruz una ciudad machista?

-“Al contrario creo que Santa Cruz es una ciudad tolerante y liberal”.

 

¿Qué significa para usted el género femenino?

-“En mi ADN tengo objetivado que el hombre y la mujer son iguales, a partir de ahí valoro la sensibilidad femenina ya que eso ayuda mucho a que las cosas salgan más fácilmente. El hombre es más bruto a la hora de afrontar un problema”.

 

¿Cuál es la diferencia entre pasear por Santa Cruz cuando era consejero en el Cabildo a pasear ahora, en la que es su segunda legislatura como alcalde?

-“No tiene nada que ver, ser alcalde es otro mundo. El vecino al primer político al que ve es al alcalde y el niño al primer político al que reconoce es al alcalde y eso se nota en la calle. Todos los vecinos me conocen y saben que he intentado ser un alcalde cercano y, por lo tanto, es fácil acordarme y decirme las cosas. La gente me ve como a un alcalde accesible. Cuando entré como alcalde muchos vecinos me decían que era la primera vez que veían a un alcalde en todas partes. Mi objetivo, en la primera legislatura, fue recuperar la figura del alcalde en la calle”.

 

¿Le ha costado dicha cercanía a la ciudadanía?

No, para nada, no me cuesta. Me gusta el contacto con la gente. Creo que, manteniendo la educación, con todo el mundo se puede dialogar, tanto los que están de acuerdo conmigo como con los que no lo están”.

 

¿Cuál es el lugar que más le relaja de su adorada Santa Cruz?

-“Algo que me relaja mucho es dejar el coche en Valleseco, voy corriendo hasta el auditorio y vuelvo o bien hasta Las Teresitas y vuelvo y tras ello darme un baño en Valleseco. Tras dicho baño, me pongo boca abajo sobre la toalla y me puedo dejar dormir”.

 

Hablando de baños en el Atlántico…¿cree que le faltó hacerse, al más puro estilo Fraga, una foto bañándose en Las Teresitas durante el “conflicto microalgas”?

-“Me hubieran clasificado de oportunista. Aunque, como alcalde, no tenía competencia alguna en dicho tema. Alquilé una lancha en la dársena y pude comprobar que no era un tema de litoral sino de alta mar. No me apetecía bañarme. Faltó más información por parte del Gobierno y también faltó hacer el estudio, que se hizo más tarde, haberlo hecho más próximo al Verano. Esto es como ir al médico, si el médico te dice que tienes algo te lo crees, pero si te dice lo mismo alguien que no es facultativo no te lo vas a creer. Los científicos eran los que tenían que haber estudiado dicho tema y dar el diagnóstico respectivo, de hecho cuando lo hicieron se corroboró que las microalgas no tienen nada que ver con los vertidos.

Algunos se dedicaron a decir lo contrario y yo me creo la versión de los científicos. El objetivo es que haya el mínimo porcentaje de vertidos en Canarias y en eso llevo más de cinco años. En Santa Cruz se conseguirá cuando la depuradora tenga la capacidad suficiente como para depurar toda el agua y, de ese modo, se acaben los vertidos en Santa Cruz. Espero que como máximo en 2020 dicha obra esté terminada”.

 

El Verano de 2017, en Santa Cruz, se recordará como el Verano en el que el Parque Marítimo se “forró”…

-“El Parque Marítimo estaba a reventar. Pero lleva así durante tres veranos. En el Verano de 2016 batimos récords, con respecto al anterior. Hemos tenido días en que el aforo estaba completo y tuvimos que cerrar. El Parque Marítimo es nuestro balneario actual”.

 

Eso está muy bien pero, a los chicharreros, nos hace falta una playa cercana…

“Sí, Valleseco. Un kilómetro de playa una vez esté aprobado el proyecto. Una playa a la que se pueda ir caminando, en bicicleta o corriendo. Puestos a soñar si habría un lugar donde cabría una playa en Santa Cruz, pero habría que hacer un proyecto ambicioso que creo que sería viable para el próximo alcalde, delante del Parque Marítimo cabe una playa de 600 metros de arena, entre el Palmétum y el Auditorio y con ello conseguiríamos dejar el acceso al Parque Marítimo gratuito. Con las concesiones de hamacas de la playa se pagaría el coste del Parque Marítimo”.

 

¿Volverá a presentar su candidatura a la alcaldía en las próxima legislatura?

-“No lo hemos hablado en el Comité Local, que es el que me tiene que proponer. Antes de final de año se sabrá. Creo que con ocho años siendo alcalde es suficiente pero, aún así, si mi partido vuelve a proponer mi candidatura estoy a disposición del mismo. Ser alcalde es muy bonito, pero mi límite son 12 años en el cargo”.

 

¿Ser alcalde es su culmen como político o tiene otras aspiraciones dentro del mundo de la política?

-“Lo más bonito de mi carrera política ha sido ser alcalde, si luego se me presentan otras aspiraciones es algo que no me planteo ni que me agobie. Creo que ser alcalde, a nivel político, es el cargo más bonito que se puede tener. No creo que sea más ni ser presidente del Cabildo ,ni ser presidente del Gobierno de Canarias ni quisiera ser presidente del Gobierno de España”.

 

Foto: Rubén De Cándido para @MasMediaGroup

 

¿Se siente apoyado por su partido?

-“Sí, me siento muy apoyado por mi partido”.

 

¿Fernando Clavijo o Paulino Rivero?

-“No creo que sea justo compararles, creo que ambos tienen cosas buenas y no tan buenas, me quedaría con ambos. Dicho esto, creo que el mejor presidente del Gobierno de Canarias fue Adán Martín“.

 

¿Las relaciones entre Cabildo y Ayuntamiento son tan buenas como lo parecen?

-“Sí, son muy buenas. Carlos Alonso es muy buen presidente del Cabildo de Tenerife. Tiene un estilo diferente y lo ha ido adaptando, los resultados de la labor que está haciendo se van a ver a medio plazo porque está planificando el futuro”.

 

Cómo ya sabrá el 1 de Marzo de 2018 se celebrará la segunda edición de los Premios Más Mujer en el teatro Guimerá. ¿Cuál es su opinión acerca que tal celebración de haya trasladado, en su segunda edición, a Santa Cruz?

-“Lo agradezco muchísimo, nosotros somos más capital cuando Más Mujer realiza sus premios aquí. La capitalidad te la da el que muchas entidades hagan cosas y elijan Santa Cruz para ello…al fin y al cabo somos el corazón de Tenerife”.

 

¿Es lector habitual de Más Mujer?

-“Sí, por supuesto. Es una publicación muy amena y con muy buen contenido. Me gusta que haya una publicación dedicada al público femenino, con una sensibilidad nata y, por lo tanto, con una visión diferente”.

 

¿Se siente querido por el cuarto poder?

-“Bastante querido y, sobre todo, estoy orgulloso de llevarme bien con la tropa más que con los mandos. Tengo muchos amigos en la tropa”.

 

Para terminar, sé que su tiempo está muy limitado…Dígame tres valores indispensables para usted como persona.

-“Lealtad, humanidad y humildad”.

 

 

Por: Ale Hernández

Agradecimientos: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife/ Strasse Park

 

También te puede interesar:

Santa Cruz acogerá la II Edición de los Premios Más Mujer de Canarias y un reconocimiento internacional a la mujer africana

Comentarios

comentarios